Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

en un acto de campaña en la plaza Imperial Tarraco

Arrimadas llama al "voto naranja" para "enterrar la etapa negra de Cataluña"

La candidata de Ciudadanos a la presidencia, Inés Arrimadas, ha llamado hoy a "enterrar la etapa negra de Cataluña con votos naranjas", y ha augurado que el 21D será una "fecha histórica" para el proceso soberanista, la de "su fecha de caducidad", porque su partido es "garantía de cambio".

EFE | Madrid | 10/12/2017

Inés Arrimadas

Inés Arrimadas / EFE

Arrimadas ha protagonizado hoy un acto de campaña en la plaza Imperial Tarraco, de Tarragona, junto al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, y el candidato por esta provincia, Matías Alonso, que ha reunido a unas 1.300 personas.

Durante su intervención, Arrimadas ha asegurado que Cs es la "única garantía de cambio" en Cataluña, porque es el voto "nítido y claro" que puede "derrotar" al nacionalismo y al proceso independentista, que no ha tenido "ni la mayoría social, ni el apoyo internacional, ni la razón".

Así, la candidata a las elecciones del 21 de diciembre ha llamado a los catalanes a "enterrar la etapa negra de Cataluña con votos naranjas", y ha pronosticado que la "fecha histórica del procés" será el 21D, porque será su "fecha de caducidad definitiva".

La candidata ha apelado en numerosas ocasiones al cambio en su discurso, un "cambio de rumbo" que ve "posible" en Cataluña, como apuntan varios sondeos: "El cambio es posible, no es una utopía. Ganar por primera vez al nacionalismo no es una utopía, es una realidad", ha clamado.

Arrimadas ha reivindicado así un "cambio" en Cataluña y no un "recambio de políticas nacionalistas".

"Un cambio en Cataluña, señor Puigdemont, significa empezar a unir, un cambio significa preocuparse por los problemas y no generar nuevos; un cambio, señora Rovira, es mirar al siglo XXI y a Europa y no a 1.714; un cambio, señor Romeva, es gastar el dinero para que no haya barracones en las escuelas en lugar de abrir embajadas para vender un proceso que nadie compra; un cambio es respetar a todos los catalanes", ha desgranado.

Al hilo de sus críticas a los independentistas, Arrimadas ha afeado a Puigdemont que los parados, los autónomos o los que están en listas de espera en la sanidad pública catalana "no se pueden ir a Bruselas, porque tienen que quedarse aquí pagando sus facturas".

Arrimadas, así, ha señalado que Puigdemont ha sido el presidente "del proceso y de la confrontación", mientras que ella quiere ser la presidenta de la convivencia, de las políticas sociales, la presidenta que quiere que vuelvan las empresas".