Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

presidente de AEB

Roldán sostiene que un impuesto a la banca no solucionará el problema de las pensiones

El presidente de la Asociación Española de Banca (AEB), José María Roldán, ha asegurado que el impuesto a las transacciones financieras u otro tipo de gravamen a la banca no podrá resolver por sí mismo el problema del sistema de pensiones por su enormidad, y ha advertido de que fijar impuestos de manera descoordinada a nivel europeo provocará que la inversión salga de España hacia otros países.

ondacero.es | EP | Madrid
| 20/02/2019

Así lo ha indicado Roldán durante su intervención en el Fórum Europa tras ser preguntado por el impuesto sobre las transacciones financieras, conocido como 'tasa Tobin', que no verá de momento la luz por la convocatoria de elecciones generales el 28 de abril.

"Cuando uno tiene una base imponible móvil, hay que ser muy cuidadoso a la hora de fijar impuestos, porque si fijamos impuestos de manera descoordinada a nivel global lo más probable es que esa base móvil se vaya a otro país", ha explicado el presidente de la patronal.

En su opinión, iniciativas como la conocida 'tasa Tobin' pueden llevarse a cabo siempre que sea de manera coordinada con el entorno, pero en cualquier caso no podría resolver por sí mismo "un problema tan enorme y complejo como es el de las pensiones en un contexto de envejecimiento de la población".

Además, Roldán ha recordado que la banca no ha recuperado la rentabilidad que el mercado le exige para operar y que es necesaria para cumplir con su función de financiar la economía.

El presidente de la AEB también se ha mostrado confiado en que la Ley hipotecaria se apruebe antes de que culmine el Gobierno de Pedro Sánchez, ya que el sector bancario necesita "certidumbre".

"El negocio hipotecario es demasiado grande para trabajar con incertidumbre. Que salga la norma y ya nos adaptaremos", ha señalado Roldán, quien ha afirmado que los tipos de interés hipotecarios "están bajando", refiriéndose a los datos de diciembre.

También en línea con la certidumbre para el sector se ha referido a la adquisición de Banco Popular por Santander en junio de 2017. "Me preocupa enormemente que no haya seguridad jurídica para el banco que adquiere una entidad en resolución, porque toda Europa está mirando. Si no hay seguridad jurídica, una certidumbre sobre los costes de una operación, nadie va a querer hacerse cargo de un banco en resolución, y eso es una auténtica desgracia", ha advertido.