Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

El BNG se desmarca del presupuesto de Ourense e insta a aprobarlo en junta de gobierno

Las cuentas prevén más ingresos por impuestos y tres millones para empleo

 

Redacción | Ourense | 13/06/2014

jose somoza en los estudios de Onda Cero

jose somoza en los estudios de Onda Cero / onda cero

Este año habrá presupuestos en el Concello de Ourense. Con la mitad del ejercicio ya consumido, el gobierno socialista inició ayer la tramitación formal de las cuentas, que llevan prorrogadas desde el año 2012. La junta de gobierno aprobó el proyecto de las cuentas del 2014, que se sitúan finalmente en 103,8 millones de euros. Supone, en palabras del alcalde de Ourense Agustín Fernández, un regreso a la normalidad después de la excepción del 2013. El documento sufre ligeras variaciones sobre el borrador que manejaba la oposición, ya que se incorpora el plan de empleo y que era una de las demandas capitales para el grupo del BNG. No es, sin embargo, esa concesión suficiente para que el Bloque respalde las cuentas. Su portavoz, Xosé Somoza, dejaba ayer claro que no secundaran un proyecto presupuestario en el que no participaron: «Que o aproben en xunta de goberno».

Los ejes principales de los gastos municipales serán un año más el capítulo de personal y el gasto corriente. Y es que pese a las limitaciones del Gobierno central para incorporar a gente y a que en el 2014 están previstas un total de 26 jubilaciones, la partida para pagar las nóminas de los trabajadores crece un 0,74 % para engullir hasta 34,4 millones de euros. También suben los gastos corrientes al situarse en los 49,8 millones (1 %). Además, el gobierno local dota de dinero para cubrir 86 plazas aunque el alcalde matizó que dependerá de las necesidades.

El apartado del que más presumieron el regidor y el concejal de Economía, José Ángel Vázquez Barquero, fue del capítulo VI. Es el que se refiere a las inversiones reales, que tras un año en blanco por prorrogarse las cuentas municipales, se sitúa en 4,9 millones de euros -es un 29 % más que en el 2013-. La mitad de ese dinero se destinará al proyecto de urbanización de la finca Mariñamansa y al pago de terrenos adquiridos mediante convenio con Proavia (2,6 millones de euros). Además, el regidor socialista confirmó que a lo largo del ejercicio saldrá adelante otro plan de inversiones por importe de cinco millones de euros, según se acordó con los colectivos vecinales. También se reserva un millón de euros que se destinarán principalmente al plan de empleo, cuya inversión final asciende a tres millones de euros.

La otra cara de la moneda de las cuentas del Concello de Ourense son los ingresos. Para alcanzar la cifra final de los 103,8 millones de euros el mayor esfuerzo lo tendrán que hacer los ciudadanos, ya que hasta 43,1 millones de euros llegarán directamente desde los impuestos directos. La recaudación municipal por esta vía se incrementa en un 4,37 % con respecto al ejercicio anterior. También sube en un porcentaje del 2,03 % la cantidad prevista por el gobierno municipal en tasas. Ese incremento servirá para paliar la caída en los impuestos indirectos (-755.638 euros), que se ven afectados por la crisis económica.

 

Plan financiero

Nada más aprobar en junta de gobierno el proyecto presupuestario, el alcalde y el concejal de Economía comparecieron ante los medios de comunicación. Vázquez Barquero destacó la «vontade de chegar a acordos coa oposición» y también hizo referencia a la columna vertebral de este documento, que pasa por mantener las políticas puestas en marcha, incrementar el esfuerzo inversor, mantener el nivel de empleo y apostar por las políticas activas de creación de trabajo. «O obxectivo principal é a loita activa contra a crise e o paro». También hizo referencia al hecho de que las cuentas para el 2014 sobrepasen con creces el techo de gasto establecido por la nueva normativa estatal y que, según los cálculos de técnicos municipales, se sitúa en 80 millones de euros. «Non é un estado de submisión, xa que nos movemos no marco da lei», explicó Barquero. En ese sentido detalló que la intención del gobierno municipal pasa por la elaboración de un plan estratégico-financiero. La idea del PSOE es llevar el presupuesto a pleno extraordinario para su aprobación inicial antes de que acabe junio. Si no logran apoyos se plantearían aprobarlo en junta de gobierno.