Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Sucesos

La Policía Nacional detiene en Elche a cuatro hombres especializados en el robo de viviendas por el método de bumping

Introducían un tipo de llave especial en la cerradura que, al ser golpeada con otro objeto, permite el acceso a las viviendas sin dejar dañado el bombín

David Alberola García
 |  Elche | 23/10/2019
Imagen de archivo de un coche de la Policía Nacional.

Imagen de archivo de un coche de la Policía Nacional. / EFE

Agentes de la Policía Nacional ha detenido en Elche a cuatro personas tras pretender acceder a varias viviendas de esa localidad mediante el método de bumping para inutilizar las cerraduras.

Ese método consiste en introducir un tipo de llave especial en la cerradura que, al ser golpeada con otro objeto, permite el acceso a las viviendas sin dejar dañado el bombín.

Los hechos tuvieron lugar el pasado viernes cuando un ciudadano alertó a la Sala del 091 de la actitud sospechosa de los ahora cuatro detenidos que se encontraban en las inmediaciones de varias viviendas de la ciudad. Al parecer, no se trataban de vecinos de la zona y llevaban merodeando varios días la misma, entrando y saliendo de los edificios, llegando incluso a ser sorprendidos en alguna ocasión por algún vecino en el rellano de uno de los inmuebles.

Hasta el lugar se desplazó una patrulla de paisano, que se entrevistó con el ciudadano que contactó con la Comisaría. Tras recopilar toda la información acerca de los cuatro sospechosos, los agentes establecieron un dispositivo para localizarlos.

En el marco de ese dispositivo, los agentes observaron a dos hombres acercarse a otras dos personas que se encontraban sentadas en un banco. Las características de los cuatro coincidían plenamente con las aportadas por el vecino que denunció los hechos y, cuando éstos se percataron de la presencia policial, intentaron huir a la carrera del lugar, aunque fueron interceptados por los policías.

Al mismo tiempo, otros agentes comprobaron cómo los presuntos autores habían colocado testigos de plástico en la parte baja de los marcos de las puertas de cuatro viviendas, para establecer en qué domicilios salían o entraban los moradores.

De esa manera controlaban a los ocupantes de los domicilios sabiendo en cada momento si la vivienda se encontraba vacía o por el contrario se encontraban sus moradores en el interior.

Tras observar el estado de las puertas y analizar las marcas de las cerraduras, los agentes determinaron que los presuntos autores no llegaron a acceder a ninguna de las viviendas, si bien habían empleado el método de bumping para intentar acceder a las mismas, inutilizando de esta manera las cerraduras.

Los detenidos, de nacionalidad georgiana y de edades comprendidas entre los 21 y 42 años, han sido puestos a disposición judicial. Incluso uno de ellos ha ingresado en el Centro de Internamiento de Extranjeros de Valencia.