Exigen un acuerdo inmediato que impide que se cumpla esa amenaza

El sector calzado y de marroquinería en vilo ante la intención de EEUU de aplicar un arancel adicional del 25% a las importaciones de sus productos

La Asociación Española de Empresas de Componentes para el Calzado advierte que ya se han paralizado pedidos y exige a los gobiernos de España y la Unión Europea un acuerdo inmediato que lo evite: “Si se imponen esos aranceles a la importación, los pedidos quedarían cancelados en firme y la temporada de verano y la de invierno se perderían”, lamenta

David Alberola García

Elche | 02.04.2021 09:07

Empresa de componentes para el calzado.
Empresa de componentes para el calzado. | Onda Cero Elche

La amenaza de Estados Unidos de imponer un arancel adicional del 25% a las importaciones de productos procedentes de España, entre los que se encuentran los del sector calzado y la marroquinería, mantiene en vilo a los empresarios de ambos sectores que exigen tanto al gobierno central como al de la Unión Europea (UE) la búsqueda el acuerdo con el gobierno norteamericano para que éste no ejecute la advertencia lanzada.

Desde la Asociación Española de Empresas de Componentes para el Calzado (AEC) se ha recordado este viernes que los compradores norteamericanos de productos españoles del sector calzado y marroquinería asumen ya aranceles del 10% y el 12,5% de modo que de aplicarse el 25% adicional con el que amenaza EEUU se dispararía al 35% e incluso por encima de ese índice en algunos casos.

“Si la pandemia ya nos estaba generando estragos en el sector solo nos faltaba el golpe de gracia y con los Estados Unidos nos hemos topado”, ha lamentado la AEC en un comunicado en el que exige a las autoridades gubernamentales tanto nacionales como europeas a buscar inmediatamente una solución porque, según advierte, hay clientes norteamericanos que ya han “paralizado” pedidos y en caso de que los aranceles adicionales que se barajan se apliquen conllevarían que “los pedidos quedarían cancelados en firme” y las temporadas “de verano y la de invierno se perderían”.

Estados Unidos es el mayor importador de calzado del mundo ya que compra uno de cada cinco pares de zapatos a nivel mundial. Las exportaciones de calzado español a Estados Unidos el pasado año superaron los 3,5 millones de pares de calzado, alcanzando un valor de más de 151,5 millones de euros. El 90% de las ventas del sector nacional en el mercado norteamericano provinieron de empresas de calzado de la provincia de Alicante, sobre todo de Elche, Elda y Petrer.

Los representantes de AEC han trasladado esta semana su preocupación a Inmaculada Rodríguez-Piñero, eurodiputada del PSOE, en un encuentro mantenido con la misma en Elche, en el que también participaron representes tanto de la Asociación Valenciana de Exportadores del Calzado como de la Federación de Industriales del Calzado de España.

Según expone la Patronal del sector de componentes para el calzado en su comunicado, Rodríguez-Piñero, que es vocal de la Comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo, se comprometió “a mediar ante la Comisión para que se gestione la supresión de las trabas arancelarias con terceros países, especialmente con Estados Unidos”.

Manuel Román, presidente de AEC, ha destacado que en el caso del sector calzado, “esta grave situación que se suma al deterioro de la industria por la caída del consumo, conlleva que los pedidos que estuviesen comprometidos hasta la fecha queden cancelados temporalmente, o bien, definitivamente en el caso de que los aranceles se impongan, dejando de hacer viables las operaciones comerciales y deteriorando las relaciones empresariales de nuestro tejido industrial con las empresas norteamericanas”. El dirigente de la Patronal del sector de componentes para el calzado ha añadido que eso “supone una catástrofe para todos nosotros como empresarios de un sector modélico, en el que seguimos sufriendo la desidia por parte de nuestros gobernantes, después de todo el esfuerzo que hemos realizado a lo largo de tantos años para liderar a nivel mundial la imagen de nuestra marca país”.

¿Por qué ha lanzado EEUU esa advertencia?

La amenaza de EEUU de imponer un arancel adicional del 25% a los productos de los sectores calzado y marroquinería, entre otros, importados procedentes de países de la UE llega a raíz de la entrada en vigor del Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales (IDSD) impulsado por Bruselas y que desde el país norteamericano se considera discriminatorio contra sus empresas ya que se dirige a ellas de manera selectiva.

Si las autoridades competentes estadounidenses y europeas no alcanzan un acuerdo antes del próximo 11 de julio, la advertencia del establecimiento de los aranceles adicionales lanzada por EEUU podría ser una realidad: “Si esto no se soluciona nos veremos obligados a adoptar medidas determinantes y exigir responsabilidades; y ya que estamos en Semana Santa, que Dios nos pille confesados”, concluye el comunicado emitido por los empresarios del sector de componentes para el calzado.