Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

En una operación de la Policía Nacional

Desarticulado en Elche un clan familiar que distribuía todo tipo de droga desde dos domicilios distintos

En la operación policial han sido arrestadas seis personas, entre ellos un menor de 16 años

Onda Cero Elche / David Alberola | Elche | 12/08/2018

Imagen de archivo de un coche de la Policía Nacional

Imagen de archivo de un coche de la Policía Nacional / EP

La Policía Nacional de Elche ha desarticulado un clan familiar dedicado a la venta al menudeo de diferentes sustancias estupefacientes. La distribución de las mismas se realizada desde dos domicilios distintos, participando en esa actividad todos los miembros de la familia, que formaban una organización jerarquizada con un reparto de funciones claramente diferenciadas entre ellos.

La operación se ha saldado con seis detenidos acusados de un delito contra la salud pública, todos ellos pertenecientes a una misma familia de nacionalidad española y con edades comprendidas entre los 16 y los 52 años de edad. El menos detenido ha sido puesto a disposición de la Fiscalía de Menores. Los testantes arrestados han pasado a disposición del juzgado de guardia.

Tras tener conocimiento de los hechos, el Grupo de Estupefacientes de la Comisaría del Cuerpo Nacional de la Policía de Elche estableció varios dispositivos de vigilancia en torno a los domicilios investigados con la finalidad de corroborarla e identificar a los presuntos traficantes.

Según ha informado la policía, durante las vigilancias se pudo constatar el continuo trasiego de gente que tras llegar a la puerta del inmueble que en cuestión de pocos minutos, entraba y salía del mismo, así como que las sospechas de los investigadores quedaron confirmadas tras intervenir a varios de estos clientes las sustancias adquiridas.

Además, se logró establecer los “papeles” que desempeñaban cada uno de los miembros de la banda, identificando al jefe de la misma y al resto de familiares que actuaban en connivencia con él y realizaban tareas de colaboración necesarias para la distribución y venta de los estupefacientes.

En los dos registros domiciliarios practicados por los agentes se encontraron varias dosis de marihuana y cocaína preparadas para ser vendidas al consumidor final, dinero en efectivo y todo tipo de útiles necesarios para la preparación y distribución de las drogas.