Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Desaparecen en Cuenca dos chicas de 24 y 26 años

Los familiares de las desaparecidas insisten en que no es una fuga

La familia de una de las jóvenes desaparecidas en Cuenca desde el jueves pasado ha asegurado que continúa sin noticias sobre su paradero y que la investigación se encuentra en el mismo punto que "al principio".

EFE | Madrid | Actualizado el 18/07/2018 a las 16:17 horas

Un cartel anuncia la desaparición en Cuenca de dos amigas mayores de edad

Un cartel anuncia la desaparición en Cuenca de dos amigas mayores de edad / EFE

La familia de una de las dos jóvenes de Cuenca que están desaparecidas desde el pasado jueves sigue considerando que se trata de una desaparición "en contra de su voluntad", como apuntan las circunstancias en las que se produjo su desaparición.

Así lo ha indicado a los medios de comunicación Luis Javier Chamón, el portavoz de la familia de Laura Del Hoyo Chamón, quien ha subrayado que hay muchos indicios que refuerzan la idea de la familia de que su familiar y Marina Okarynska, la otra joven que la acompañaba, no han desaparecido voluntariamente.

Entre estos indicios, ha apuntado que Laura del Hoyo tiene una afección cardiaca por la que tiene que tomar medicación, que no se llevó consigo, ya que las medicinas han sido halladas en el coche que utilizaron las desaparecidas, junto a otros efectos personales, como las llaves, el teléfono móvil, dinero o documentación.

También tiene una mascota, un perro, al que tiene mucho afecto desde que estaba en Valencia y que en circunstancias normales no dejaría desatendido, ha señalado Luis Javier Chamón.

Por otra parte, aunque es consciente de que el juez que ha abierto diligencias previas sobre la desaparición de las jóvenes ha decretado el secreto de sumario, Chamón ha comentado que su familia echa de menos más información por parte de la Policía que pudiera servir para tranquilizar a los familiares.

Ha aseverado que prácticamente de la desaparición apenas han tenido información que les permita albergar "esperanzas" en este asunto.

Pese a todo, sí ha agradecido la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado por la labor que están realizando, "y sé que están trabajando de forma ardua", pero echan de menos más información porque después de cuatro días empieza a "hacer mella la tensión, los nervios y el cansancio".

El portavoz de la familia ha agradecido a familiares, amigos y allegados que están colaborando en la búsqueda, así como el papel que están jugando las redes sociales y los medios de comunicación para pedir información.

Asimismo, ha señalado que la familia se ha organizado para buscar, pero ha puntualizado: "Rastreamos muchas zonas, nos guiamos por cuando un amigo te dice una cosa y buscas allí, otro te dice otra, y buscas allá".

Chamón ha reconocido que no sabe si está participando en la búsqueda la familia que ha denunciado la desaparición de Sergio, un chico que está relacionado con estas dos jóvenes.

A preguntas de los medios, Chamón ha apuntado "Yo he organizado a mi familia", aunque si están en contacto con la familia de Marina, ya que las dos jóvenes son amigas y los familiares presentaron las denuncias juntas.

Luis Javier Chamón ha declinado hacer comentarios sobre Sergio, ha asegurado que no lo conoce y, preguntado por la posibilidad de que tenga antecedentes penales, ha reconocido que ha escuchado rumores que no se ha confirmado la Policía, por lo que "lo único que hace es asustarnos más", ha afirmado.

Por último, ha reiterado la petición de que las personas que tengan algo de información la comuniquen a la Policía Nacional o a la Guardia Civil.

Las dos jóvenes, que tienen 24 y 26 años de edad, desaparecieron en la tarde del pasado jueves, según ha informado a Efe el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha.

En un primer momento, la hipótesis que se barajó fue la desaparición voluntaria de las jóvenes, de 24 y 26 años, pero ya han transcurrido más de 72 horas y las familias están pidiendo colaboración ciudadana a través de carteles y de las redes sociales para ayudar a la Policía a encontrarlas.