Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

El juicio comienza el lunes en la Audiencia Provincial de Ciudad Real. La Fiscalía solicita 15 años de prisión

Un jurado popular juzga a un hombre acusado de matar al novio de su ex pareja en El Robledo

Un jurado popular juzgará a partir del lunes, 2 de febrero, en la Audiencia Provincial de Ciudad Real, a un hombre acusado de matar al novio de su expareja en 2015 en el municipio ciudadrealeño de El Robledo, tras golpearlo con un leño de grandes dimensiones.

 | Madrid | 28/01/2018

Sede de la Audiencia Provincial de Ciudad Real

Sede de la Audiencia Provincial de Ciudad Real / OC

Según se indica en el escrito de acusación del fiscal, los hechos que van a juzgarse ocurrieron el 13 de diciembre de 2015 en el domicilio del procesado I.D.R., al que su expareja, M.P.G., había acudido a entregar a la hija biológica de ambos, para entregar a la menor tras el disfrute del régimen de visitas correspondiente a ese fin de semana.



Su expareja, acompañada de su madre, se dirigió al domicilio del acusado con la niña, mientras que su novio, G.Ch.G. se quedada esperando a las dos mujeres en su coche, a unos 200 metros de la casa del procesado.



Al llegar a la vivienda unifamiliar, las mujeres llamaron al timbre y el acusado abrió de inmediato, aunque acto seguido acto seguido y tras decirle a su hija que pasara al interior de la vivienda, se inició una fuerte discusión entre ambos progenitores y su ex suegra, "en la cual se intercambiaron todo tipo de insultos, vejaciones y amenazas", según mantiene el ministerio público.



Como tardaban en volver al vehículo, el novio decidió bajarse y acudir a la casa para ver que sucedía y observó los insultos que el acusado profería contra su novia y su madre.



Entonces se dirigió al acusado, diciéndole que "si no le daba vergüenza meterse con una persona mayor" y pidiéndole que cesaran los insultos y vejaciones.



Ante su insistencia, el acusado se dirigió al leñero que había a la puerta de la entrada de su casa, cogió un leño de grandes dimensiones, con el que "con ánimo de acabar con su vida, y en presencia de su hija menor", le propinó un fuerte golpe en la cabeza a la altura de la nuca que provocó que desplomara en ese instante cayendo bruscamente al suelo.



Una vez en el suelo "y con idéntico ánimo y para asegurar el resultado", le propinó dos golpes más en la cabeza que acabaron con su vida, según mantiene el ministerio público, que añade que el novio de su expareja murió como consecuencia de politraumatismo cráneo-encefálico severo con varias fracturas craneales.



El fiscal considera que los hechos son constitutivos de un delito de homicidio, por el que pide que el procesado sea condenado a 15 años de prisión.