Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

No se descarta que haya más pirómanos

Los dos pirómanos detenidos en Palma habrían provocado más de 100.000 euros en daños

Por quemar numerosos contenedores de basura, vehículos y la fachada de un edificio.

EFE
 |  Illes Balears | 25/04/2019
Bidones con material inflamable y mecheros intervenidos por la Policía Nacional

Bidones con material inflamable y mecheros intervenidos por la Policía Nacional / Policía Nacional

La Policía Nacional y la Policía Local atribuyen dos episodios distintos de incendios de contenedores a los dos hombres detenidos el pasado lunes y la quema en total de nueve contenedores, ocho vehículos y la fachada de un edificio, con una valoración aproximada de 100.000 euros.

Los dos detenidos, de 48 y 51 años, pasarán este jueves a disposición judicial como presuntos autores de un delito de incendio provocado con riesgo para las personas, como presuntos responsables de la quema de dos baterías de contenedores, una de ellas en la madrugada del pasado domingo y la otra el pasado 16 de enero, ha detallado la Jefatura Superior de Policía de Baleares en un comunicado.

La Policía ha recordado que el pasado domingo, sobre las 5 horas, se originó un incendio de una batería de cuatro contenedores en la calle Poeta Guillem Colom de Palma, que afectó a tres vehículos estacionados y parte de una fachada de un inmueble.

La policía tuvo que entrar en un edificio aledaño para llegar al que tenía que ser evacuado porque estaba muy próximo a los contenedores y el incendio estaba afectando a la fachada y portal del mismo. Una vez en el interior, los agentes fueron avisando vecino por vecino para que ascendieran hasta la azotea y así poder evitar males mayores en caso de que el incendio se propagase.

Una vez que los Bomberos de Palma controlaron la situación, los vecinos pudieron regresar a sus domicilios.

En esta ocasión, el operativo conjunto de la Policía Nacional y la Local, creado hace alrededor de un año ante el incremento de las quemas intencionadas de contenedores en Palma, pudieron identificar con celeridad a los presuntos autores.

Uno de los hombres fue detenido el lunes a mediodía y el otro por la tarde.

Se les acusa de la quema de contenedores del pasado domingo, que afecto a vehículos y la fachada de un edificio, y de otra el pasado 16 de enero, a la altura del número 66 de la calle Jaume Ferrán, ocurrida a las 03:45 horas, en la que además de los contenedores se vieron afectados varios vehículos. En estos casos los daños se valoran aproximadamente en más de 100.000 euros.

Además, a uno de los detenidos, se le atribuye la tentativa de quema de dos contenedores en la calle Pablo Iglesias, el pasado 25 de febrero, si bien no llegaron a arder.

Se efectuaron dos registros domiciliarios y se intervinieron dos bidones metálicos de 5 litros cada uno, con material inflamable, así como ocho mecheros.

Los agentes siguen investigando para determinar su posible implicación en otros incendios.

La policía ha advertido de que no descarta la presencia de varios incendiarios de contenedores o pirómanos "ya sea por su naturaleza como imitador u otros", por lo que tanto la Policía Local como la Policía Nacional mantendrán "intensos operativos para prevenir más incendios".

La Policía Nacional y la Local establecieron un operativo conjunto de prevención por todo el municipio de Palma con motivo del incremento de incendios de contenedores en la ciudad, que superaba las estadísticas de los causados por motivos fortuitos o accidentales y ante la evidencia de que eran provocados y de que las acciones iban in crescendo.

Llevan trabajando conjuntamente desde hace prácticamente un año, con múltiples dispositivos en coordinación para proceder a la identificación y posterior detención de los posibles autores de las quemas.

Como resultado de las gestiones y en atención a las zonas, franjas horarias y otras consideraciones, los agentes determinaron que los hechos no eran achacables a una única persona, y que estarían implicados varios autores sin relación entre ellos. De hecho el pasado 23 de enero fue detenido en la Playa de Palma el presunto autor de varios incendios de contenedores en esa zona.