Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

El árbitro anuló un gol legal a Demichelis en el último minuto

1 - 1: Ocasión perdida

El Málaga no supo aprovechar la oportunidad que se le presentó para alcanzar la tercera posición tras la derrota del Valencia. Ante una diezmada Real Sociedad, los malaguistas no pudieron pasar del empate. La polémica marcó el choque por un gol injustamente anulado a Demichelis en el último suspiro.

ondacero.es | Málaga
| 15/04/2012

El árbitro González González anuló el tanto logrado por Demichelis en el último minuto de la prolongación al entender, a instancias de su auxiliar, que el argentino se encontraba en fuera de juego al aprovechar el rechace tras un remate de Van Nistelrooy. El tanto donostiarra provocó, además, las protestas del Málaga al entender que Illarramendi desvió en posición antirreglamentaria el balón lanzado por Xavi Prieto y que acabó en la red. El error arbitral impidió al equipo costasoleño obtener una victoria que le hubiera situado en la tercera posición por delante del Valencia y en clasificación directa para la Liga de Campeones. Sin embargo, no podemos olvidar la impotencia del equipo dirigido por Manuel Pellegrini para superar a un rival que jugaba desde el minuto 44 con un componente menos por la expulsión de González.

Durante el primer tiempo el Málaga ya mostró que no se mostraba agusto sobre el terreno de juego. Pese a todo, una genialidad de Isco le permitió marcharse al descanso con ventaja en el marcador y lamentando las ocasiones que Seba y Cazorla no supieron aprovechar. Las imprecisiones y la lentitud marcaron el juego de los locales antes del descanso al que llegaron con la renta a su favor tras el tanto del 'genio' de Benalmádena.

En la segunda mitad, y tras la expulsión de González, llegó el empate de la Real en otra jugada a balón parado mal defendida por los malaguistas. Los rechaces al borde del área les están costando muchos disgustos y, en esta ocasión, volvió a suceder. Xabi Prieto, totalmente libre de marca, remató desde la frontal un rechace de la defensa tras saque de falta ante el que nada pudo hacer el cancerbero Rubén. La acción quedará marcada por el posible error arbitral al no considerar a Illarramendi en posición ilegal y ser determinante en la obtención del tanto.

Con toda la segunda parte por delante, los delanteros locales no fueron capaces de volver a ponerse por delante en el marcador. La lentitud en las acciones ofensivas y el cansancio pasaron factura a un equipo que, pese a todo, llegó a tener opciones con Bravo como protagonista. El portero visitante desvió las intentonas de Maresca, Cazorla, Rondón y Van Nistelrooy y cuando no Seba o Eliseu remataban fuera para mayor desesperación de la parroquia albiceleste. En la otra portería, Rubén abortó un nuevo tanto en un cara a cara con Xavi Prieto como rematador.

Para el final queda la mencionada acción en la que Demichelis logra el tanto al que no dio validez el colegiado castellano leonés ante las inútiles protestas que sólo sirvieron para que el argentino recibiese una amonestación.

Al Málaga se le escapó una ocasión pintiparada para alcanzar la tercera posición y, por contra, ver como se le acercan rivales por detrás y que a falta de cinco jornadas para el final de la temporada, se estrechan las diferencias en la lucha por Europa.