Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

El Málaga suma un punto en Valladolid

1 - 1: Con la mente puesta en el Oporto

El Málaga dio por bueno el empate en su visita al José Zorrilla. El gol de Martín Demichelis que adelantaba a los malaguistas, estuvo marcado por enormes dosis de emotividad al dedicarlo con ostensibles gestos hacia el cielo, en concreto a su padre fallecido recientemente en un accidente de tráfico. Manucho, al filo del descanso, logró el tanto local.

ondacero.es | Málaga
| 09/03/2013

La visita a tierras pucelanas estaba marcada por el próximo compromiso de Liga de Campeones contra el Oporto. Los pupilos de Manuel Pellegrini tienen la obligación de remontar el marcador de 1 gol a 0 de la ida y, sabedor de la situación, el técnico chileno reservó a Joaquín e Isco en el banquillo de la suplencia, Weligton fuera de la lista, Toulalan con una sanción bien medida, y, por último, Julio Baptista y Eliseu apurando su recuperación para el duelo europeo.

Las directrices marcadas en la pizarra dueron sus frutos en los instantes iniciales cuando a los ocho minutos Martín Demichelis marcó el primer gol del partido. Una falta lanzada por Lucas Piazón la remató el central argentino ante la pasividad de la zaga rival para establecer el 0 - 1. La emotividad del momento no pasó desapercibido para nadie. Demichelis rompió a llorar mientras celebraba el tanto señalando al cielo con sus dedos dedicandole la obtención del mismo a su padre, fallecido recientemente en un trágico accidente de tráfico.

El control del partido estaba en las manos de los malaguistas. El Valladolid era incapaz de crear peligro ante Willy Caballero quien tuvo que emplearse a fondo en los últimos instantes al despejar a saque de esquina un disparo de Rukavina. Sin embargo, el argentino no pudo hacer nada en min. 40 ante el cabezazo de Manucho, todo un incordio, que a centro de Álvaro Rubio, introdujo el balón en el fondo de las mallas.

El segundo periodo arrancó con las tablas restablecidas y con el juego equilibrado. A un oportunidad del local Larsson repondía el Málaga con un disparo de Vitorino Antunes que se marchó fuera por poco. Un centro de Larsson no lo pudo rematar Manucho mientras que un disparo de Dida se marchó cerca de la escuadra derecha del marco defendido por Dani Hernández. Los últimos minutos estuvieron marcados por el control que quisieron ejercer ambos conjuntos temerosos de la derrota y dando por bueno el punto con el que terminaría el duelo.

El Málaga comenzará a centrarse desde este domingo en el duelo del miércoles en La Rosaleda (20:45 horas) contra el Oporto pendientes de la recuperación de Eliseu y Julio Baptista que forzarán para estar disponibles ante esta cita vital. En el bando portugués, mientras tanto todas las miradas se centran en el goleador James Rodríguez aquejado de un fuerte golpe en el pie en la jornada de liga portuguesa donde su equipo venció al flojo Estoril por 2 - 0. Moutinho y Mangala, por último, también apuraran todas sus opciones para disputar el encuentro. Ambos jugadores arrastran molestias que le impidieron disputar el choque de la Liga portuguesa.