Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Lamentable arbitraje de Alvarez Izquierdo.

Málaga 3 - Getafe 2: La 'Bestia' vuelve a rugir

El Málaga consiguió una victoria agónica sobre el Getafe marcada por el sufrimiento. Julio Baptista certificó la victoria en un partido marcado por el pésimo arbitraje de Álvarez Izquierdo y donde el equipo volvió a evidenciar serios problemas de creación de juego.

ondacero.es | Málaga
| 02/10/2011

Julio Baptista, con un golazo que no se podrá olvidar en muchos años, certificó la remontada y triunfo agónico sobre el Getafe en La Rosaleda. En el tiempo de prolongación, el brasileño superó al portero rival con una chilena letal con la que selló la victoria y desató la locura entre los aficionados.

El primer tiempo careció de interés, marcada por la falta de verticalidad habitual de los malaguistas y escasa verticalidad. Todo se desató en la segunda mitad, primero un golazo de Pedro León en el minuto 55 que rompe la imbatibilidad de Caballero que queda en 480 minutos, superando el anterior registro que ostentaba Koke Contreras. Después, la igualada conseguida por Van Nistelroy sólo ocho minutos más tarde. El holandés rompe su sequía goleadora y, por extensión, metió al Málaga en el partido.

Lo que no se esperaba nadie era que Álvarez Izquierdo se convirtiera en protagonista. El catalán generó polémica en el primer tiempo en un par de acciones en cada área pero fue en el minuto 74 donde provocó el desconcierto y puso al Málaga contra las cuerdas. El gol de Miku que representaba el 1 - 2 no debió subir al marcador por falta de Valera sobre Eliseu primero y, segundo, por mano del venezolano en el remate con el que supera a Caballero. Cuando protestaban los malaguistas, el árbitro decidió expulsar al visitante Lacen y dejó al Getafe con un jugador menos para la recta final. Quizás, su conciencia no estaba del todo tranquila.

El Málaga se volcó en ataque pero sin claridad. Todo estaba perdido y sólo faltaban quince minutos para el final. Pese a todo, Maresca estableció el empate pescando en el área un rechace del portero rival tras remate de Baptista, y cuando ya se daba la igualada como mal menor, la 'Bestia' rugió y con él La Rosaleda. El brasileño, desde el punto de penalti, perforó el marco rival con una chilena tras el toque de cabeza de Rondón. El gol supuso la victoria como fruto al tesón y tres puntos para encaramar al Málaga al primer puesto.