Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Los malaguistas volvieron a demostrar una preocupante indolencia ante un flojo rival

1 - 0: El Málaga le da la espalda a Europa

Una jornada más el Málaga CF volvió a mostrar las preocupantes sensaciones que deja en sus últimos partidos a domicilio. Sucedió en menor medida por el empate ante el Athletic y peor aún por las derrotas ante el Levante, Granada, Rayo y esta vez ante el Éibar, equipos que se encuentran muy por debajo en la clasificación y que sólo con mayor intensidad lograron el triunfo ante un Málaga que parece desde sus dirigentes hasta sus jugadores, decidido a tirar las más que factibles opciones de jugar la Europa League la próxima temporada. Si se alcanza este objetivo, a día de hoy sería más por demérito de los rivales que por propio acierto.

ondacero.es | Málaga | Actualizado el 18/07/2018 a las 11:52 horas

Un pobre Éibar pero rico en corage, se impuso al indolente y falto de ambición Málaga. Desde el primer momento las carencias técnicas de los jugadores locales facilitaban que los malaguistas llegaran por inercia a controlar el balón y llegar con cierto peligro a las inmediaciones del cancerbero Irureta que, no es menos cierto, no se vio obligado en ningún momento a intervenir.

El Éibar se encomendó a las contras que Saúl Berjón pudiera crear con el apoyo de Arruabarrena en una acción aislada se produjo una acción muy protestada por los locales. El auxiliar de Gil Manzano señaló erroneamente posición antirreglamentaria de Arruabarrena que lograba un gol totalemente legal. Con anterioridad, el malaguista Horta reclamó penalti en una acción en la que no existió la pena máxima y que tampoco debió costarle tarjeta amarilla al entender el árbitro que el jugador simuló el penalti.

La primera mitad no tuvo más historia. En la reanudación el Éibar se aprovechó de la complacencia del Málaga para lograr el único gol. Arruabarrena remata totalmente solo un saque de esquina en el segundo palo tras el error en el despeje de Angeleri y que Kameni se quedara clavado debajo del larguero (min. 52).

Con muchos minutos por delante cabía esperar la reacción visitante pero no se produjo. Aún peor fue la imagen de un equipo lento, falto de decisión ofensiva y que, para colmo, desde el banquillo tampoco quemó todos los cartuchos como lo demuestra que al terreno de juego no entraran jugadores más ofensivos como Darder o Duda por el cansado Tissone que jugó su primer partido como titular y segundo de la temporada. Gracia ni siquiera agotó los cambios.

Con la indolencia exhibida a imagen de lo sucendido en campos como el Ciudad de Valencia, Los Cármenes, Vallecas y ahora Ipurúa, el Málaga vuelve a hacer creer que no tiene intención de luchar por meterse en Europa League aferrándose a la séptima plaza siempre que el Barcelona gane la Copa del Rey, y parece empecinado en dar oportunidades a sus por fortuna para los seguidores malaguistas y hasta el momento, poco fiables perseguidores.

1 - SD Eibar: Irureta; Bóveda, Lillo, Añibarro, Dídac Vilà; Borja Fernández, Dani García; Capa (Boateng, m. 90), Arruabarrena (Lekic, m. 86), Javi Lara; y Saúl Berjón (Manu del Moral, m. 59).
0 - Málaga CF: Kameni; Rosales, Angeleri, Weligton, Boka; Tissone, Recio; Horta (Amrabat, m. 59), Juanpi (Samuel García, m. 51), Juanmi; y Javi Guerra.
Gol: 1-0. m. 51. Arruabarrena.
Arbitro: Jesús Gil Manzano (Comité extremeño). Amonestó a los locales Dani García, Saúl Berjón, Bóveda; y a los visitantes Horta, Juanpi.
Incidencias: 4.008 espectadores acudieron al campo de Ipurúa en un partido de la jornada 30 de la Liga BBVA. En el descanso, fue homenajeada la Sociedad Deportiva Erandio Club, una entidad futbolística de Vizcaya que celebra sus 100 años de vida en 2015.