Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

La polémica expulsión de Toulalan dio mayor emoción al partido

2 - 1: ESTE MÁLAGA TAMBIÉN SABE SUFRIR

Si a lo largo de lo que llevamos de temporada al Málaga se le ha criticado por falta de mordiente, ante el Villarreal supo sufrir para logra la victoria. El duelo Isco - Borja Valero fue lo mejor de un choque en el que Toulalan fue expulsado en una decisión muy criticada del árbitro, Velasco Carballo.

ondacero.es | Málaga
| 28/11/2011

Ya fuera con resultados favorebles o con tropiezos tanto en casa como a domicilio, este Málaga mostró sensaciones de falta de ambición. Parecía estar enfundado en su mejor traje superado por rivales que lucían su mono de trabajo como Levante o Rayo Vallecano. Sin embargo, la victoria sobre el Villarreal nada tuvo que ver con estos partidos. La expulsión de Toulalan convirtió en guerrilleros a jugadores como Van Nistelrooy o Cazorla, liderados por un descarado Isco. El joven futbolista de Benalmádena supo leer mejor que nadie los últimos 20 minutos de partido -15 más prolongación- que se plantearon tras la expulsión del francés, pieza básica por el equilibrio que aporta en el campo. Los arreones del Villarreal morían en la muralla numantina dispuesta por el diezmado Málaga. Victorias como esta se saborean más.

El comienzo no pudo ser más esperanzador. Toulalan remataba de cabeza un saque de esquina lanzado por Cazorla. Sólo se habían jugado 3 minutos y el Málaga ya mandaba en el marcador. Pero emergió la figura del deseado Borja Valero. Si el centrocampista del Villarreal ya era objeto de deseo de los malaguistas, desde este partido se convierte en una obsesión. Todas sus jugadas generaban peligro y una de ellas acabó en el gol de Marco Ruben en el min 16.

Los jugones tenían que aparecer y el turno de Isco se presentó pronto. El futbolista fichado del Valencia arrancó desde el centro del campo para acompañar a Rondón en el ataque y aprovechar el rechace del portero rival Diego López para perforar el marco contrario. Era el segundo gol y el que selló la victoria malaguista.

La historia del segundo tiempo se resume en los últimos minutos con la superioridad numérica del Villarreal por la expulsión de Toulalan -el árbitro fue muy criticado por los dos bandos- y el paradón de Caballero a lanzamiento de una falta directa firmada, como no, por Borja Valero cuando aún faltaban 15 minutos para el final.

Este tres puntos son un revulsivo de autoestima para el Málaga que, de esta manera, se mantiene quinto con 23 puntos a 3 de la cuarta plaza que ocupa el Levante.