Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

SU HIJA SE ENCUENTRA INGRESADA

La historia del italiano que busca a su mujer por todos los hospitales de Niza

Piero acude al hospital Pasteur de Niza para buscar a su mujer. Había acudido con su hija de 4 años el pasado jueves al Paseo de los Ingleses a presenciar los fuegos artificiales cuando un camión conducido por un terrorista se precipitó sobre la gente y mató a 84 personas. La pequeña permanece ingresada tras haber sido operada.

EFE | Madrid | Actualizado el 17/07/2018 a las 21:31 horas

Piero, el italiano que busca desesperadamente a su mujer en todos los hospitales de Niza

Piero, el italiano que busca desesperadamente a su mujer en todos los hospitales de Niza / EFE

"Me llamó por teléfono para contarme lo que había pasado, pero se cortó. Desde entonces, no he tenido noticias de ella", asegura este habitante de la localidad italiana de Piasco, cerca de Turín. Sin esperar a que amaneciera, se dirigió a Niza, temeroso de haber perdido a toda su familia. "No dormí en toda la noche. Me había quedado trabajando mientras mi familia pasaba unos días de vacaciones en Francia", relata.

Se presentó en el hospital sin que nadie supiera darle noticias de su familia. "Llevaba una foto de mi hija y de mi esposa. Les decía la ropa que llevaban, el color del pelo. Me mandaban de un hospital al otro. Nada. Hasta que me cabreé y en 10 minutos encontraron a mi hija", asegura.

La pequeña estaba bien, pero Piero no sabe nada de su mujer. "No llevaba encima la documentación y no logran encontrarla. Mi hija la vio con una pierna rota. Pero no aparece", asegura este italiano, que hace esfuerzos para guardar la calma y no llorar.

Piero está en Niza acompañado de su familia. "Hasta que no aparezca, yo no me muevo de aquí", asegura, mientras su suegro relata que su hija no aparece en ninguna de las listas de víctimas o heridos del atentado, del que se ha responsabilizado el grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Aun quedan 16 cuerpos por identificar, de entre las 84 personas que perecieron en la carrera mortal que hizo el tunecino Mohamed Boulhel al volante de un camión frigorífico por un atestado paseo marítimo de Niza. Muchos son los familiares que acuden al hospital Pasteur para conocer la suerte de sus allegados de los que no tienen noticias desde el día de la catástrofe, al igual que en el centro pediátrico Lenval, adonde fueron trasladados la mayor parte de los menores.