Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LIGA JORNADA 13 | REAL SOCIEDAD 1 - 1 BARCELONA

El Barcelona se aleja seis puntos del Real Madrid a una semana del Clásico

El Barcelona no pudo completar la remontada y se aleja seis puntos del Real Madrid a una semana del Clásico. Anoeta volvió a ser el estadio maldito para el Barcelona. El conjunto azulgrana empató 1-1 ante una gran Real Sociedad que hizo méritos para ganar el partido, y a la que le anularon un gol legal en la segunda mitad. Willian José adelantó a los vascos y Messi empató el encuentro.

Redacción | Madrid
| 24/11/2016

Anoeta, un campo insuperable para el Barcelona en sus últimas siete visitas de Liga, y la Real Sociedad multiplicaron las dudas del Barcelona, que titubeó, sufrió y salvó un punto entre la polémica; todo lo contrario que el Atlético de Madrid, reconfortado y con dos minutos incontestables en Pamplona.

A las puertas del 'Clásico' del sábado en el Camp Nou, ganador el Real Madrid el sábado con Cristiano Ronaldo de nuevo como goleador y con más apuros que certezas, y vencedor el Sevilla con aprietos ante el Valencia, no hubo respuesta del Barcelona ni del Villarreal, los dos equipos que salen debilitados en la jornada 13.

Gol mal anulado a la Real Sociedad

Messi rescató un punto, casi nada con el ritmo que marca el liderato del conjunto blanco, pero muchísimo visto el encuentro de la Real Sociedad, su sensacional despliegue, físico, táctico y técnico; un equipo que juega, presiona y corre con tanta determinación como sentido y que no ganó por un gol mal anulado.

En el minuto 76, con 1-1 en el marcador, Carlos Vela lanzó un zurdazo con rosca a la escuadra azulgrana, lo repelió el larguero, primero, el poste, después, y lo empujó a la red Juanmi. El árbitro, Jesús Gil Manzano, lo anuló por fuera de juego. Era gol, porque el rematador final partió de posición legal del tiro del mexicano.

El partido lo mereció la Real Sociedad por todo, pero terminó en un empate; un mal menor para el Barça, inconsistente en defensa, intermitente en ataque, superado en el medio, presionado, sometido por su adversario, borrado casi siempre colectiva e individualmente e irreconocible... camino del duelo del sábado ante el Real Madrid, que ya le aventaja en seis puntos con trece jornadas disputadas.