ESCÁNDALO RACISTA EN EL PARTIDO DE CHAMPIONS

El cuatro árbitro del PSG - Basaksehir se defiende de las acusaciones: "Cualquiera que me conozca sabe que no soy racista"

Sebastian Coltescu, el cuatro árbitro del PSG-Basaksehir y protagonista de de los hechos que acabaron con la suspensión del partido de Champions, se ha defendido de las acusaciones racistas. El Gobierno rumano ha pedido disculpas, mientras que Erdogan culpa a Francia de lo sucedido.

ondacero.es | EFE

Madrid | 09.12.2020 13:41

Sebastian Coltescu, el cuatro árbitro del PSG - Basaksehir.
Sebastian Coltescu, el cuatro árbitro del PSG - Basaksehir. | Efe

El PSG - Basaksehir de la Champions League acabó suspendido y aplazado un día debido al escándalo que se produjo sobre el terreno de juego: el cuatro árbitro llamó "negro" a un jugador del equipo turco.

A raíz de la polémica, los jugadores de los dos equipos se plantaron y decidieron abandonar el césped en el minuto 22. Poco después, Pierre Webó, miembro técnico del combinado turco, explicó a MisterChip que el colegiado especificó que debía expulsar "al negro", refiriéndose a Demba Ba, jugador del Basaksehir. "Hemos protestado una falta, éramos 4 o 5 en el banquilo y el cuarto árbitro ha dicho 'echa al negro'. Es increíble", afirmó Webó a MisterChip.

Un día después, el colegiado Sebastian Coltescu se ha defendido de las acusaciones racistas. "No voy a leer nada de prensa estos días. Cualquiera que me conozca sabe que no soy racista", habría asegurado el cuarto árbitro en una llamada a sus familiares que ha recogido ProSport.

Nuevo equipo arbitral para la reanudación del partido

Tras la suspensión y el aplazamiento hasta este miércoles 9 de noviembre, la UEFA ha decidido cambiar al conjunto arbitral para la reanudación del partido entre PSG y Basaksehir: lo que resta de encuentro se jugará a partir de las 18:55 horas y será arbitrado por el neerlandés Danny Makkelie, asistido en bandas por su compatriota Matio Diks y el polaco Marcin Boniek.

Erdogan culpa a Francia

El presidente turco se ha pronunciado sobre los hechos y ha culpado al país galo: "Es una nueva expresión de la posición racista de los últimos tiempos de Francia", ha dicho Erdogan, que ha añadido que el Basaksehir tuvo una posición "decidida".

"Lamentablemente, Francia se ha convertido en un lugar donde se refuerzan los discursos racistas", sostiene Erdogan.

El ministro rumano de Deportes pide disculpas

El escándalo también ha llegado hasta el Gobierno rumano. Ionut Stroe, ministro de Deportes rumano, ha pedido disculpas "en nombre del deporte tumano": "Pido disculpas en nombre del deporte rumano por este incidente desafortunado".

Stroe también ha asegurado que su Ejecutivo condena "cualquier tipo de expresión o declaración que pueda ser considerada racista o discriminatoria".

El Gobierno francés, "orgulloso" de la reacción de los jugadores

El Ejecutivo francés tampoco ha tardado en reaccionar y se ha felicitado por la reacción de los jugadores. La ministra de Deportes, Roxana Maravineanu, ha asegurado en France Info que está "orgullosa" del comportamiento de los futbolistas.

La ministra ha defendido que los deportistas se apropien de los debates sociales y considera que "designar a alguien por color" es "inexcusable" en Francia: "Eso aquí no es posible".