Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Rusia 1-2 Eslovaquia

Eslovaquia logra su primera victoria ante Rusia

Eslovaquia consiguió su primera victoria en una Eurocopa al imponerse en el estadio Pierre Mauroy de Lille a Rusia por 2-1, con lo que mantiene sus opciones de clasificación. Daniel Weiss y Marek Hamsik encarrilaron el triunfo del cuadro eslovaco, que en la primera jornada cayó ante Gales, y Denis Glushakov acortó distancias a poco del final para Rusia, que queda con el punto obtenido ante Inglaterra.

EFE | Madrid | 15/06/2016

Hamsik celebra su golazo ante Rusia

Hamsik celebra su golazo ante Rusia / Getty Images

Marek Hamsik, con una asistencia a Daniel Weiss y con un golazo, dirigió la victoria balsámica de su equipo por 1-2 ante Rusia, que, con un punto en dos jornadas, se complicó la existencia en la Eurocopa de Francia.

Hamskik, la estrella eslovaca, no defraudó y condujo a su equipo hacia la victoria con una actuación destacada en colaboración con la timorata defensa rusa. Él y Weiis, con un par de zarpazos en la primera parte, abrieron el camino hacia los tres puntos que necesitaba Eslovaquia con urgencia.

La derrota ante Gales por 2-1 en la primera jornada obligaba a los hombres de Jan Kozác a ir a por la victoria. No podían especular y por eso su entrenador hizo tres cambios con la mirada puesta en el ataque.

De su primera alineación desaparecieron el lateral izquierdo Svento y regresó el lesionado Tomas Hubocan, mientras que Patrik Hrosovsky y Michal Duris dejaron su sitio a Viktor Pecovsky y Juraj Duda, respectivamente. Kózac presentaba un perfil más ofensivo que en su estreno y su equipo lo notó.

Más confianza tuvo en sus hombres Leonid Slutski, que alineó a los once jugadores que empataron en el último instante frente a Inglaterra. Sin embargo, no le salió muy bien la jugada. Casi todos saltaron al césped despistados y con aparentes pocas ganas de luchar por el triunfo.

Por primera vez, en un partido con Rusia implicada, se hablaba de fútbol. La amenaza de la UEFA de expulsar a la selección de Slutski en el caso de que se repitieran los incidentes que protagonizaron sus aficionados ante Inglaterra parece que hizo efecto.

Con la grada en calma, Eslovaquia fue el equipo que se dedicó a hacer fútbol. Salvo un disparo de Fedor Smolov que salió rozando un poste de la portería defendida por Kocacik, el resto de ocasiones las puso sobre la mesa el cuadro centroeuropeo.

Después de dos disparos de Hamsik y de Durica, Weiss, en el minuto 33, aprovechó un magnífico pase de Hamsik para marcar el primer tanto. Aleksei Berezutsky y Georgi Schennikov llegaron muy tarde, se tiraron al suelo muy pronto y Weiss marcó el primero sin casi oposición.

Con Rusia grogui y esperando el descanso para arreglar sus problemas, casi al final del acto inicial apareció Hamsik para marcar el 2-0, un golazo, con un disparo lejano que rebotó en un poste y se metió dentro de la portería rival. Junto al de Luka Modric y al de Dimitri Payet, de los mejores tantos de la Eurocopa.

Una vez más, Eslovaquia marcó ante la pasividad defensiva del equipo de Slutski, que en la reanudación hizo dos cambios para intentar una reacción de su equipo. Pavel Mamaev y Denis Glushakov sustituyeron a Aleksandr Golovin y Roman Neustädter, respectivamente.

Los cambios surtieron algo de efecto y Rusia consiguió retener el balón durante casi todo el segundo tiempo. pero lo hizo sin ideas ante un equipo que poco a poco se fue desgastando más físicamente.

Eslovaquia aguantó el marcador casi sin problemas hasta el minuto 81, cuando Glushakov recortó distancias con un cabezazo desde dentro del área eslovaca. Sin embargo, los últimos intentos rusos no surtieron efecto y Eslovaquia, con tres puntos, se colocó en buena posición para alcanzar los octavos de final.

Ante Inglaterra se jugará muchas de sus opciones, pero más complicado lo tendrá Rusia. Con esta derrota, afrontará la última jornada con un solo punto y pie y medio fuera de la competición. Hamsik, con una asistencia milimétrica y un golazo, amargó la existencia al equipo de Slutski.