Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Detectado este fin de semana

Castilla-La Mancha mantiene activado el protocolo por el brote de legionelosis en Manzanares

El Gobierno de Castilla-La Mancha mantiene activado el protocolo de actuación ante el brote de legionelosis detectado este fin de semana en la localidad ciudadrealeña de Manzanares.

EFE | Madrid | Actualizado el 14/12/2015 a las 18:42 horas

En un comunicado, la Consejería de Sanidad ha informado de que hasta el momento se han diagnosticado siete casos, de los cuales dos se han descartado y otros cinco están pendientes de resultados.

La Dirección General de Salud Pública ha identificado las torres de refrigeración que hay en la localidad cuya actividad ha sido "frenada" durante el fin de semana para la toma de muestras y la obtención de resultados.

Asimismo, ha informado al servicio de Urgencias del Hospital Virgen de Altagracia de la localidad y a los de Atención Primaria de Manzanares, La Solana y Membrilla para que descarten la legionelosis en los pacientes que ingresen afectados por neumonía o por infección respiratoria grave.

La mayor fuente de contagio de legionella para las personas lo constituyen los sistemas de refrigeración y aire acondicionado de los grandes edificios como oficinas, hospitales, hoteles y centros comerciales, ha precisado la Consejería.

El periodo de incubación de la legionella oscila entre dos y diez días y, al principio, el paciente puede sentirse cansado y débil.

Los síntomas más frecuentes de la legionella son fiebre, alteraciones gastrointestinales,tos, dolor de cabeza y fatiga muscular y dificultad respiratoria , y para su tratamiento se utilizan antibióticos.

Por su parte, el Ayuntamiento manzanareño ha desmentido que haya problemas con el agua potable del municipio y ha asegurado que es apta para el consumo, tal y como garantizan las autoridades sanitarias, al tiempo que ha pedido tranquilidad a los ciudadanos.

También ha apelado a la responsabilidad para "no generar una alarma absolutamente infundada".