Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LA GRAN NOCHE DEL CINE ESPAÑOL

Los Goya regulan sus agradecimientos en un intento de acortar la ceremonia

La institución estipula que en ocho categorías -entre ellas Mejor Película, Mejor Película de Animación o Mejor Película Documental-, la intervención para el agradecimiento del galardón se limite a una sola persona

David Martos
  Madrid | 03/06/2020
'Buñuel en el laberinto de las tortugas', ganadora del Goya 2020 a la mejor película de animación

'Buñuel en el laberinto de las tortugas', ganadora del Goya 2020 a la mejor película de animación / EFE

En este año extraño, en el que la pandemia provocada por el coronavirus ha llevado a la Academia de Cine a aplicar una regulación especial para los Goya -considerando como "elegibles" a las películas estrenadas online, siempre que tuvieran previsto un estreno en cines-, la institución ha decidido comenzar a atajar uno de los problemas que arrastra la principal ceremonia de premios de España: su duración. Los Premios Goya son la principal fuente de ingresos de la Academia, y se nutren tanto de lo recaudado entre las marcas que patrocinan la alfombra roja... como del desembolso de Televisión Española por el "programa televisivo" que supone la gala. Y en este segundo punto es esencial la audiencia.

Las galas de la última década han pasado de los 4.600.000 espectadores en 2010 a los 3.600.000 espectadores de 2020. Es verdad que el consumo de televisión lineal ha descendido en estos últimos 10 años, y es verdad también que el share de esas dos galas es muy similar, en torno al 26%. Y más allá de los presentadores -Andreu Buenafuente, Silvia Abril y Dani Rovira han sido los talismanes de estas últimas ediciones-, el factor que ha marcado estas galas ha sido su excesiva duración, en muchas ocasiones superior a las tres horas. Es cierto que en las ceremonias intervienen muchos ingredientes [monólogos, actuaciones musicales, clips de películas], pero los agradecimientos se revelan siempre como el factor más delicado.

Las bases de los 35 Premios Goya, que deben celebrarse en 2021 y que fueron aprobados ayer por la Academia de Cine, prevén que en hasta ocho categorías -Mejor Película, Mejor Película de Animación, Mejor Película Documental, Mejor Película Iberoamericana, Mejor Película Europea, Mejor Cortometraje de Ficción, Mejor Cortometraje de Animación y Mejor Cortometraje Documental- solo una persona protagonice los agradecimientos sobre el escenario, a pesar de que suban a recoger la estatuilla cuantos ganadores o ganadoras lo deseen. En estas categorías, para entendernos, pueden figurar como ganadores varios productores y productoras, que comparten la nominación y la potencial victoria. Ahora solo uno de ellos o ellas podrá dar las gracias a la familia y los amigos.

El documento de la Academia de Cine da también un paso más hacia la llamada 'Academia Verde', es decir, una institución cada vez menos contaminante y más consciente del cuidado del medio ambiente. Por eso se limita de forma muy estricta el envío de material promocional a los académicos y académicas a cartas con información sobre las películas. Además se abre la puerta a que, a la categoría de Mejor Dirección Novel, accedan directores y directoras que hayan dirigido su segunda película... siempre que la primera haya sido codirigida con otros cineastas y no hayan sido candidatos en esta categoría de forma previa. Así mismo, se clarifica y facilita el acceso de los cortometrajes a los 35 Premios Goya en un contexto, el del coronavirus, con muchos menos festivales para reunir la cualificación adecuada.