Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Noticias Mediodía

Elecciones en Marruecos

Poco ambiente electoral en esta jornada donde se deciden los 395 escaños de la Cámara de Representantes y un presidente de Gobierno que tendrá más poderes. En las calles, en el suelo, aún se ven los panfletos de los partidos, cada uno con un símbolo dibujado, y los que han votado, esperanzados con el cambio

Elena González | Rabat | 25/11/2011

Un encargado de un colegio electoral en el centro de Rabat

Un encargado de un colegio electoral en el centro de Rabat / EFE

Una rosa, un camello, un tractor o una paloma, esos son los símbolos de los panfletos de los partidos, para que puedan entenderlo el 30% de la población analfabeta  en este país. Los que han votado, están esperanzados con el cambio.

Aunque hasta dentro de 24 a 48 horas no se conocerán los resultados, sí que se habla de favoritos. Los nacionalistas del Istiqlal, que ganaron en 2007 y los islamistas del PJD. Los preferidos por el rey, la coalición del G8 liderados por el ministro de Finanzas Salahadin Mezouar.

Esta mañana el líder de los islamistas del PJD Abdelillah Benkirane,enviaba un mensaje a Occidente al depositar su voto, y ese mensaje es que no hay que temer al Islam.

El PJD está colocado como uno de los favoritos, por primera vez, para ganar unas elecciones en Marruecos y sus votantes, como Abdelaziz, están convencidos en que son ellos los únicos que pueden cambiar las cosas. Abdelaziz declara para Onda cero que el PJD es un partido que está en política al servicio del pueblo y que son gente conocida y que los marroquíes frecuentan.

En el otro lado, la coalición del G8 liderada por el ministro de Finanzas Salahadin Mezouar, los favoritos del rey Mohamed VI que se presentan como el Marruecos moderno aunque ni unos ni otros han hecho una campaña vistosa.

Los colegios electorales casi vacíos, los presidentes de mesa aburridos. Y algunos que han querido votar y no han podido como Sauma. Esta marroquí dice tener derecho a voto pero que no ha podido votar porque no está inscrita. Sauma comenta a Onda cero que buscando en la televisión marroquí vio que sólo era necesario el DNI.

Aunque es necesaria la inscripción, hay 13,6 millones de inscritos de 24 millones  mayores de edad, así que la participación se espera baja.