Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

MÁS DE UNO

Que no… Manrique no dijo que cualquier tiempo pasado fue mejor

Carlos Rodríguez Braun nos desmiente en Más de Uno algunas de las cosas que todo el mundo piensa que son verdad. Esta vez nos cuenta que Jorge Manrique no dijo que cualquier tiempo pasado fue mejor.

ondacero.es
  Madrid | 18/11/2019

Que no. Veamos primero la lógica y después la demostración empírica, es decir, sus versos. En pura lógica, un hombre tan profundamente cristiano como Manrique nunca pudo afirmar que el pasado era lo mejor. Más bien debió pensar lo contrario, es decir, que el futuro es lo mejor. Y eso es precisamente lo que dice.

Es bien sabido que esas palabras, "cualquier tiempo pasado fue mejor" están en las Coplas por la muerte de su padre. En efecto, están, pero el contexto es la clave. Este es el comienzo de esa obra capital de la literatura española.

Recuerde el alma dormida,/avive el seso y despierte

contemplando

cómo se pasa la vida,/cómo se viene la muerte

tan callando;

cuán presto se va el placer;/cómo después de acordado da dolor;

cómo a nuestro parecer/cualquiera tiempo pasado fue mejor.

Ahí está la clave: "a nuestro parecer". Nos parece que es así, pero no lo es. Seguimos con as líneas que siguen a continuación.

Pues si vemos lo presente/cómo en un punto se es ido

y acabado,

si juzgamos sabiamente,/daremos lo no venido

por pasado.

No se engañe nadie, no,/pensando que ha de durar

lo que espera

más que duró lo que vio,/pues que todo ha de pasar

por tal manera.

Ahí está la prueba. Nos parece que cualquier tiempo pasado fue mejor, pero si somos sabios comprobaremos que el presente es fugaz, y que lo mejor no es el pasado sino "lo no venido", es decir, el futuro. Un futuro, además, que, si no nos engañamos, será infinitamente más duradero que el pasado.

Nada más tentador para los hombres que la vana nostalgia, la fantasía de un pasado brillante que hemos perdido para siempre.

El pasado perdido está, sin duda, pero no le atribuyamos a un creyente en la vida eterna como don Jorge Manrique una visión idílica sobre ese pasado perdido.

En resumen, Manrique dijo "cualquier tiempo pasado fue mejor”, pero no dijo "que cualquier tiempo pasado fue mejor".