OPINIÓN

Monólogo de Alsina: "Senadores disciplinados abaratan la corrupción"

Carlos Alsina reflexiona en su monólogo sobre la aprobación en el Senado de la reforma del Código Penal para eliminar la sedición y la rebaja de penas de malversación.

Carlos Alsina

Madrid | 23.12.2022 08:42

Reconozcamos el mérito de quienes cumplieron ayer con la tarea que tenían encomendada con enorme profesionalidad. Dirá usted: los niños de San Ildefonso. Eso, por supuesto. ¡Vivan los niños que reparten con su mano inocente la suerte!

Pero me refiero a los senadores del grupo socialista. Y a su portavoz de ayer, Txema Oleaga, cuya experiencia previa como gestor del Metro de Bilbao le permitió circular ayer por los túneles en que el Gobierno ha metido el Código Penal como si estuviera haciendo una bucólica excursión por la historia de nuestras libertades. Qué maravilla de intervención. Tan ilusionante. Tan bondadosa. Digámoslo con todas las letras: tan navideña.

Defender que la sedición no sea delito

Fue un discurso de hermandad, muy propio de estas fechas, para la gran familia de los parlamentarios socialistas que cada mes, o cada dos meses, se llevan la sorpresa de saber qué nuevos remiendos penales van a tener que apoyar como si de verdad les fuera la vida en ello sólo porque en su despacho de la Moncloa el gran capitán así lo ha decidido.

El trabajo muy meritorio del senador Oleaga, a quien tocó defender que la sedición no sea delito y que la corrupción, si se comete para financiar operaciones políticas ilícitas, vea abaratadas sus penas porque tampoco es tan grave usar el dinero de los ciudadanos para arremeter contra los derechos de esos mismos ciudadanos. Pelillos a la mar y aquí paz y después, gloria a Pedro, ¡hosanna, hosanna!

Defender que tampoco es tan grave usar el dinero de los ciudadanos para arremeter contra los derechos de esos mismos ciudadanos

Anoche subrayaba Latorre en La Brújula que Oleaga fue capaz de realizar toda su intervención sin pronunciar una sola vez las palabras sedición o malversación. Él dijo que no iba a entrar en detalles porque no era su tarea. Su tarea era replicar a Maroto, del PP, y reprocharle amablemente que se empeñe en criticar las decisiones que toma Sánchez, como si fuera la oposición en lugar de ser… ah, que es la oposición, es verdad.

Sin precedentes en esta reforma

Habló el senador del terrorismo en Euskadi, del proceso de paz de Zapatero y de las declaraciones que hace quince años hizo Rajoy, para hacer una muy forzada comparación entre aquello de entonces y esto de la sedición de ahora.

Muy forzada porque si de algo hizo bandera el Partido Socialista de entonces fue de no aceder a las exigencias de quienes habían delinquido para que se cambiaran las leyes en su beneficio. Y, de hecho, no se cambiaron. Ahí siguen las penas máximas por terrorismo en nuestro Código Penal y ahí sigue la ley de Partidos.

Modificar el Código Penal a la medida de personas que ya delinquieron y que lideran un partido político que es socio del que está gobernando carece de precedentes

Es decir, justo lo contrario de lo que ocurre ahora. Justo lo contrario, senador. Modificar el Código Penal a la medida de personas que ya delinquieron y que lideran un partido político que es socio del que está gobernando carece de precedentes. No los busque porque no los va a encontrar.

A los procesados de Esquerra les ha tocado la lotería

Con razón inician las Navidades reconfortados los procesados de Esquerra Republicana pendientes de juicio. A ellos, y a su líder Junqueras, les ha tocado la lotería.

Los senadores socialistas, como antes habían hecho sus colegas los diputados socialistas, aprobaron con entusiasmo el abaratamiento penal de la corrupción cuando ésta sea cometida por políticos que usan dinero de todos para financiarse operaciones ilícitas a mayor gloria de sí mismos, pongamos por caso una insurrección contra el resto del Estado a cargo de la Generalitat de Cataluña.

Ni media objeción le han puesto los senadores y diputados socialistas a los designios de su líder supremo, que no se ha molestado, por cierto, ni en fingir que les tenía en cuenta. Nada les preguntó, nada les consultó, nada les adelantó, como bien sabe Luis Ricardo Patxi López, a expensas siempre de los recados que le manden.

Aún no ha conseguido explicar el departamento de persuación y propaganda de Presidencia por qué mejora la convivencia al abaratar las penas por corrupción

No es fácil, hay que reconocerlo, no es fácil para los oradores socialistas que suben a las tribunas defender con solvencia las rebajas penales. Con la chatarra argumental que les han repartido es un milagro salir airosos.

A ratos siguen soltando que la razón es homologarnos con Europa y a ratos, que es para mejorar la convivencia en Cataluña. Un día es porque así nos entregarán de una vez a Puigdemont y otro, para que las familias se reencuentren. Aún no ha conseguido explicar el departamento de persuación y propaganda de Presidencia por qué mejora la convivencia al abaratar las penas por corrupción, es una relación causa efecto bien misteriosa.

Entra en vigor la ley trans sin los remedios del PSOE

La ley trans culmina su tramitación en el Congreso y ya sólo requiere de la bendición última del Senado para entrar en vigor.

Celebraron ayer el decisivo paso adelante los colectivos que defienden los derechos de personas trans y que llevan años reclamando una legislación como ésta. Y lo celebró, claro, la ministra que la ha promovido, Irene Montero, que consigue que el texto salga del Congreso como llegó, sin los remiendos que, sobre la marcha, intentó añadirle el grupo socialista con el sorprendente argumento de que había que garantizar que la ley fuera plenamente constitucional. Difícil explicar que ahora la hayan votado afirmativamente, si tan dudosa les resulta la constitucionalidad de la norma.

Gana el pulso Podemos, gana Irene Montero y pierde el sector del PSOE que lideraba Carmen Calvo. Que en la hora de la derrota se permitió el gesto de abstenerse en la votación y reivindicarse por haberlo hecho.

Gana el pulso Podemos, gana Irene Montero y pierde el sector del PSOE que lideraba Carmen Calvo

No le parece conveniente esta ley pero tampoco quiso votar a favor para no coincidir con las derechas, pobre argumento. Se abstuvo. No sin dejar de subrayar lo difícil y meritorio que es abstenerse. Porque incumples la famosa disciplina de voto, que es un invento de los grupos parlamentarios para que la decisión de uno valga por todos.

La heroicidad de abstenerse en la ley que facilita la vida a las personas trans. Y el orgullo de votar a favor de que se abaraten las penas por corrupción, así, como resumen.

Se acaba el año sin renovar el Constitucional

Y a todo esto, el año se va acabando sin que el Gobierno haya visto consumado su objetivo de sentar a Conde Pumpido en el sillón de presidente del Tribunal Constitucional. Y sin que los vocales del C-G-P-J hayan sido capaces de encontrar dos nombres de juristas que les valgan tanto a los diez de una cuerda como a los ocho de la otra.

Los de la mayoría, conservadores aunque alguno de ellos impugna la etiqueta y se reclama liberal, han pedido otro pleno para votar en la víspera de los Santos Inocentes. No tanto para conseguir que la elección de magistrados se resuelva como para retratar a los vocales progresistas haciéndoles rechazar nombres tan redondos como el de María Luisa Segoviano. Jueza con un currículum inobjetable, presidenta de Sala en el Supremo -primera mujer que llegó tan arriba- que el sector mayoritario ha incluido en la dupla que somete a votación.

Si la renovación no se produce es porque a los progresistas no les vale cualquier juez progresista, sólo les vale el que ellos quieren

Es decir, que si a alguno de los vocales progresistas le valiera la señora Segoviano, que es de su cuerda, como magistrada del Constitucional la renovación quedaría despejada. O lo que es lo mismo, que si la renovación no se produce es porque a los progresistas no les vale cualquier juez progresista, sólo les vale el que ellos quieren, que es Bandrés. Justo al que tienen puesta la cruz los del conservador. ¿Es o no es edificante esta manera de entender las instituciones?