CON ALBERTO APARICI

Aparici en órbita: La nueva partícula descubierta en el acelerador del CERN

Alberto Aparici, junto al divulgador científico Francis Villatoro, nos habla de física de partículas y de una nueva partícula descubierta en el gran acelerador de partículas, LHC.

ondacero.es

Madrid | 01.04.2021 13:20

Hace unas semanas el CERN (Organización Europea para la Investigación Nuclear) anunció que había descubierto una partícula nueva con su gran acelerador de partículas, llamado LHC. En los 11 años que lleva funcionando, el LHC ha descubierto 61 partículas, aunque la más famosa ha sido sólo una: el bosón de Higgs, que fue portada de todos los periódicos en el año 2012.

Lo curioso de las partículas del LHC es que no están en la materia normal. Aparici nos explica: "Por mucho que yo parta en trocitos una hoja de papel no voy a encontrar un pentaquark o un bosón de Higgs". Las 61 partículas son inestables: se crean, y al cabo de muy poco tiempo, se mueren. Para descubrir una partícula como ésa primero hay que fabricarla, y luego tienes que aprovechar el poco tiempo que se mantiene con vida para identificarla y descubrirla.

El acelerador de partículas es un tubo en forma de círculo de 27 kilómetros, y dentro de él hay protones que se mueven a toda velocidad, casi a la velocidad de la luz. Hacer girar los protones a esta velocidad sirve para crear nuevas partículas. En un acelerador de partículas lo que hacemos es dar mucha velocidad a las partículas, para que tengan mucha energía cinética, y después las hacemos chocar. Y en esos choques, una parte de esa energía se transforma en masa, así que ahí aparecen todo tipo de cosas. Incluyendo esas 61 partículas que viven muy poquito, y lo que hacen es aparecer, moverse un poco y en seguida desintegrarse.

Francis Vallatoro, divulgador científico

Francis Villatoro, profesor en la Universidad de Málaga y divulgador en su blog La Ciencia de la Mula Francis, explica que hay dos tipos de partículas: elementales y compuestas. Estas últimas se conocieron a partir de los años 60, con los grandes avances en la investigación científica. Villatoro cuenta que las partículas compuestas son parecidas a los átomos, pero que no está formada por electrones ni núcleos, sino por quarks y leptones. La mayoría de partículas descubiertas en el LHC son compuestas y tan sólo una, el bosón de Higgs, es elemental.