en la brújula

'¿Por qué dejé de ser nacionalista?' Las razones para abandonar la fe del independentismo

En el libro varios personajes públicos de Cataluña… Albert Soler, Salvador Sostres, Anna Grau… confiesan las razones que les llevaron primero a abrazar la fe nacionalista y luego abandonarlo

Hablamos con una de las autoras de un libro que lleva en su título a la vez una confesión y una redención. ‘Por qué dejé de ser nacionalista’. Es una obra donde varios personajes públicos de Cataluña… Albert Soler, Salvador Sostres, Anna Grau confiesan las razones que les llevaron primero a abrazar la fe nacionalista y luego abandonarlo. Entre ellos está Eva Parera que es concejal del Ayuntamiento de Barcelona y fundadora y presidenta de Valents.

En primer lugar, sobre el desarrollo de la cumbre hispano francesa y la actuación de Aragonés va reconoce no sentirse representada: "A mí ninguna formación independentista, ningún líder independentista, me representa como catalana constitucionalista. Por tanto, no me siento representada. Me parece un ejercicio de hipocresía tremendo el que hace el presidente de la Generalitat.

"El procés no ha terminado. El procés está en un tiempo muerto. Está replegando. Está replegando a su ejército para volver a dar un golpe de estado. En Cataluña nos sentimos muy solos, estamos muy solos. Necesitamos que se nos preste atención porque esto no ha acabado ni mucho menos. Y lo que pasa en Cataluña importa al conjunto de España.

Sobre este libro que ha presentado recientemente, además en Madrid asegura que "nunca se ha considerado nacionalista. Simplemente creces en este entorno. Creces en un entorno en el que hay una hegemonía absoluta de compasión. Va calando un mensaje de que la inmersión lingüística es necesaria, de que los catalanes somos más trabajadores, de que los catalanes somos mejores, de que los catalanes estamos maltratados, que los catalanes, pues estamos sosteniendo al resto de España, de que aquí trabajamos mucho. Yo viví desde dentro la transformación de lo que era un nacionalismo más o menos tapado, al independentismo. Y no tengo capacidad de análisis, tengo capacidad de razonamiento y sobre todo, tengo capacidad de autocrítica, de reflexión y capacidad de disculparme ante la gente, cosa que creo que falta mucho en la política y eso es lo que he hecho en este libro.

Se refiere a la mutación del catalanismo conservador que se ha hecho independentista: "Todavía hoy me sorprende primero pensar de cómo podía estar yo ahí dentro y no ser consciente de que estaba rodeada de gente que es capaz de hacer esto, me parece una barbaridad en todos los niveles. Ya no sólo política, me parece una barbaridad ética, moral y han arrastrado no sólo a Cataluña, han arrastrado al conjunto de España a un desastre democrático de dimensiones tremendas.

Y ahora, desde Valencia, trata de levantar un proyecto político que dispute la hegemonía al nacionalismo. Con qué perspectivas, ¿Con qué ánimos, con qué fuerzas? "Llevo en campaña un año porque lo presentamos hace un año y hemos tenido que ponernos las pilas pues para para estar al nivel de otras formaciones políticas muy consolidadas. Ya formamos parte del panorama político, no solo en Cataluña, sino en España. A lo afrontamos con mucho optimismo, mucho ánimo".