Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

CON ESTEFANÍA MOLINA, JAVIER GÁLLEGO Y Fernando Iwasaki

El Gabinete: La primera sesión de control al Gobierno del curso

Con Estefanía Molina, Javier Gállego y Fernando Iwasaki valoramos el primer pleno del Congreso del curso, que a pesar de la pandemia y la situación que estamos viviendo no podremos esperar un año de concordia entre nuestros políticos.

ondacero.es
   | 09/09/2020

Hoy se ha abierto el curso Parlamentario con la primera sesión de control al Gobierno en el Congreso. Ha sido una sesión de distancias y de estrenos.

El Partido Popular ha estrenado portavoz con Cuca Gamarra, Rufián le ha pedido al Gobierno que le esperen antes de pactar los presupuestos con Ciudadanos y la réplica a Rufián la ha dado Pedro Sánchez refiriéndose a Ciudadanos, y por el tono se ha interpretado como un ataque.

A Sánchez también le han llovido reproches. Pablo Casado le ha echado en cara todas las consecuencias económicas de la pandemia y lo ha acusado de mentir, y Sánchez le ha vuelto a pedir que arrime el hombro. El presidente ha puesto de ejemplo con lo que respecta al cumplimiento de la Constitución a Podemos.

También a Sánchez se ha dirigido el líder de Vox, Santiago Abascal, con un reproche de trazo grueso con añoranzas. "Son ustedes una catástrofe con patas, preside usted el peor gobierno en 80 años", decía Abascal.

También se ha hablado de una una posible moción de censura en el PSOE de Madrid contra Ayuso, aunque José Manuel Franco, secretario general del PSOE de la Comunidad de Madrid, ha dicho que no es tiempo de mociones.

Analizamos con Estefanía Molina, Javier Gállego y Fernando Iwasaki en 'El Gabinete' esta primera sesión en la que los códigos de conducta han cambiado y que en donde debería de haber lealtad institucional y confianza, se da todo lo contrario.