Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

El 41% de los niños asmáticos son fumadores pasivos en el medio familiar

De hecho, tal y como recoge SEPAR, el 41% de los niños ingresados por crisis asmáticas eran fumadores pasivos y presentaban una mayor gravedad de las crisis de asma, según el resultado de un estudio realizado en el Hospital Gregorio Marañón cuyos datos se exponen en la carta científica ‘Impacto del tabaquismo pasivo en la función pulmonar y gravedad del asma en la población pediátrica’, publicada en Archivos de Bronconeumología, la revista científica de SEPAR.

Redacción
 |  Madrid | 14/01/2020
El 41% de los niños asmáticos son fumadores pasivos en el medio familiar

El 41% de los niños asmáticos son fumadores pasivos en el medio familiar / Redacción

El 40% de los niños según la Organización Mundial de la Salud, y el 37% según un estudio de la Sociedad Española de Neumología Pediátrica (SENP) están expuestos al tabaquismo pasivo en el medio familiar y, cuando son asmáticos, pueden empeorar de su asma.

De hecho, tal y como recoge SEPAR, el 41% de los niños ingresados por crisis asmáticas eran fumadores pasivos y presentaban una mayor gravedad de las crisis de asma, según el resultado de un estudio realizado en el Hospital Gregorio Marañón cuyos datos se exponen en la carta científica ‘Impacto del tabaquismo pasivo en la función pulmonar y gravedad del asma en la población pediátrica’, publicada en Archivos de Bronconeumología, la revista científica de SEPAR.

El 40% de los niños están expuestos al tabaquismo pasivo en el ámbito doméstico, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), mientras que la prevalencia del asma infantil en España se ha cifrado en un 10%. Asma y tabaquismo pasivo son un mal binomio, ya que los niños asmáticos sufren de hiperreactividad bronquial y, son más vulnerables a contaminantes ambientales, como el humo de tabaco, que aumenta la inflamación de la vía aérea, la secreción bronquial y la limitación del flujo aéreo”, según el Dr. Antonio Moreno, coordinador del Área de Neumología Pediátrica de SEPAR.

Diversos estudios han demostrado que hay distintos parámetros de la función pulmonar que se alteran y que las crisis asmáticas son de mayor gravedad. Hasta ahora se sabía que los recién nacidos de madres fumadoras tienen la función pulmonar más disminuida respecto a los de madres no fumadoras y que los niños expuestos al tabaquismo pasivo también sufren una alteración de su capacidad pulmonar y en ellos incluso es más frecuente el desarrollo de asma.