Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

HLA Moncloa incorpora a su servicio de Pediatría la consulta de Cardiología Infantil

Tal y como recoge el grupo HLA, el deporte es una actividad necesaria para el desarrollo físico y psicológico de los niños. Los menores que practican un ejercicio físico exigente, o llevan a cabo una actividad deportiva federada deben someterse a un chequeo médico y un adecuado seguimiento que permita la detección precoz de patologías cardíacas en las primeras etapas de la vida.

Redacción
 |  Madrid | 30/10/2019
HLA Moncloa incorpora a su servicio de Pediatría la consulta de Cardiología Infantil

HLA Moncloa incorpora a su servicio de Pediatría la consulta de Cardiología Infantil / Redacción

El Hospital HLA Universitario Moncloa ha incorporado a su servicio de Pediatría la consulta de Cardiología Infantil. Entre otros servicios, en esta nueva consulta se llevan a cabo los chequeos médicos deportivos exigidos a menores que practican deporte federado o de alta intensidad.

Tal y como recoge el grupo HLA, el deporte es una actividad necesaria para el desarrollo físico y psicológico de los niños. Los menores que practican un ejercicio físico exigente, o llevan a cabo una actividad deportiva federada deben someterse a un chequeo médico y un adecuado seguimiento que permita la detección precoz de patologías cardíacas en las primeras etapas de la vida.

“La consulta responde a una necesidad derivada del aumento de la concienciación por parte de los padres y profesionales de la importancia de la práctica deportiva en los menores. Además, actualmente disponemos de herramientas suficientes para detectar anomalías cardíacas en las edades más tempranas”, explica Elena Sanz, cardióloga pediátrica del HLA Moncloa.

Este estudio médico consiste en la realización de un electrocardiograma (ECG) y un ecocardiograma transtorácico que se llevan a cabo en una misma cita, de manera que el niño sale de la consulta con el estudio completo. Si alguna de estas pruebas arroja algún dato preocupante, posteriormente se realiza un estudio más completo que permite un diagnóstico exhaustivo para descartar una posible cardiopatía, como, por ejemplo, la ergometría de esfuerzo, el holter de tensión arterial o el ECG de 24 horas en colaboración con el servicio de Cardiología de adultos.

El fin de estos chequeos es la detección precoz de las cardiopatías que se pueden presentar en la infancia durante la práctica deportiva cuando aumenta la exigencia al corazón. “En otras palabras, intentamos detectar arritmias y alteraciones anatómicas congénitas y funcionales del corazón que puedan suponer un problema a la hora de la práctica del ejercicio”, advierte la profesional.