Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

Día Mundial del Síndrome de las Piernas Inquietas

También conocida como enfermedad de Willis-Ekbom, el síndrome de piernas inquietas se caracteriza porque los pacientes experimentan la necesidad urgente de mover las piernas, sintiendo molestas, dolor y malestar.

Redacción
 |  Madrid | 23/09/2020
Día Mundial del Síndrome de las Piernas Inquietas

Día Mundial del Síndrome de las Piernas Inquietas / Redacción

Hoy, 23 de septiembre, es el día dedicado internacionalmente a concienciar sobre el síndrome de las piernas inquietas, una patología neurológica que es uno de los trastornos del movimiento más comunes.

Según estimaciones de la Sociedad Española de Neurología (SEN) en España, al menos unos 2 millones de personas padecen esta enfermedad crónica que, sin embargo, sigue siendo poco reconocida e insuficientemente diagnosticada: hasta un 90% de los afectados podría estar sin diagnosticar.

También conocida como enfermedad de Willis-Ekbom, el síndrome de piernas inquietas se caracteriza porque los pacientes experimentan la necesidad urgente de mover las piernas, sintiendo molestas, dolor y malestar.

Estos síntomas, que desaparecen o mejoran con el movimiento, suelen presentarse cuando el paciente se encuentra en situación de reposo, sentado o tumbado, por lo que es muy frecuente que empeoren al anochecer o durante la noche y, por lo tanto, alteren la estructura del sueño produciendo trastornos como interrupción del sueño, dificultad para dormir o somnolencia diurna.

“La gran mayoría de los pacientes que padecen esta enfermedad suelen consultar por primera vez al médico bien por padecer insomnio, debido a la dificultad para conciliar o mantener el sueño, o por somnolencia diurna. Sin embargo es una enfermedad que no debe percibirse únicamente como un trastorno del sueño: es una enfermedad crónica, que impacta gravemente en la calidad de vida de los pacientes y cuyos síntomas pueden afectar también a las manos y al tronco y en cualquier momento del día”, explica el Dr. Pablo Mir, Coordinador del Grupo de Estudio de Trastornos del Movimiento de la SEN.

El síndrome de las piernas inquietas es una entidad frecuente en la edad adulta, pero también en la adolescencia y en la infancia: un 25% de los pacientes comienzan a experimentar los síntomas de la enfermedad en la infancia o en la adolescencia.

En Europa, se estima que entre un 5 y un 10% de la población adulta y entre un 2 y un 4% de los adolescentes padecen esta enfermedad.

Además, hasta un 20% de los pacientes sufren una forma grave de esta enfermedad: en los casos graves los síntomas suelen empezar antes de los 20 años.