Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

EN BUENAS MANOS

¿Cuáles son los peligros del sedentarismo?

Tal y como recoge OK Diario, según la Organización Mundial de la Salud, al menos un 60% de la población mundial no realiza la actividad física necesaria para obtener beneficios para la salud, y ello es por llevar una vida sedentaria.

Redacción | Madrid
| 11/03/2019
¿Cuáles son los peligros del sedentarismo?

¿Cuáles son los peligros del sedentarismo? / Redacción

El sedentarismo se perfila como una de las causas de mortalidad del mundo. Es consecuencia directa del desarrollo de diversas enfermedades, tales como la obesidad y el sobrepeso. Además, evitar el sedentarismo ayuda a reducir la aparición de enfermedades cardiovasculares, diabetes e hipertensión.

Tal y como recoge OK Diario, según la Organización Mundial de la Salud, al menos un 60% de la población mundial no realiza la actividad física necesaria para obtener beneficios para la salud, y ello es por llevar una vida sedentaria.

-Aumentamos el colesterol: El sedentarismo es responsable directo de variedad de enfermedades. En este caso, podemos decir que aumenta el colesterol malo, puesto que no permite que hagamos una vida saludable.

-Aumento de peso: Ello lleva implícito el desarrollo de determinadas enfermedades.

-Problemas de salud mental: Según la OMS, se ha demostrado que el ejercicio físico mejora la salud mental y la función cognitiva de los adultos mayores y que contribuye al tratamiento de trastornos como la ansiedad o la depresión.

-Aumento de la obesidad: La causa fundamental del sobrepeso y la obesidad infantiles es el desequilibrio entre la ingesta calórica y el gasto calórico.

-Rebajamos nuestra capacidad pulmonar: Cuando hacemos ejercicio, la capacidad pulmonar aumenta y es mucho más profunda y abdominal.

-Tenemos menos defensas: Cuando nos movemos, practicamos ejercicio y tenemos un estilo de vida saludable, los glóbulos blancos encargados de las defensas del organismo aumentan. Y son más resistentes ante ataques de patógenos bacterianos, víricos o micóticos.

-Mal funcionamiento del aparato digestivo: Con el movimiento diario, el aparato digestivo se regula, pues las digestiones son mucho mejores y además se consigue regular el apetito.