SOCIEDAD

El riesgo de sufrir demencia en perros amuenta un 52% cada año después de los 10 años

Un estudio en el que se recogieron datos de 15.000 propietarios de perros revela que la edad y los niveles de actividad del animal son claves para su estado de salud, ya sea físico o mental.

ondacero.es

Madrid | 29.08.2022 10:51

Los perros, como los humanos, pueden sufrir demencia a causa del envecimiento. Se trata de una realidad a la que muchos propietarios de perros podrían tener que enfrentarse, sobre todo, si su perro supera los 10 años de edad.

Un nuevo estudio que forma parte del Proyecto sobre Envejecimiento del Perro ha descubierto recientemente que el riesgo de desarrollar deterioro cognitivo canino, OCD por sus siglas en inglés, aumenta un 52% cada año después de cumplir los 10 años.

La Doctora Dana Varble, veterinaria jefa de la Comunidad Veterinaria de América del Norte, avisa a los propietarios de los animales para que estén atentos a los síntomas y tranquiliza a los dueños sobre el tratamiento de esta enfermedad canina.

"Con demasiada frecuencia, los propietarios de mascotas piensan que sus perros simplemente están 'bajando la velocidad' y no se dan cuenta de que hay cosas que pueden hacer para aliviar, ralentizar o incluso evitar el deterioro cognitivo a medida que los perros envejecen”, señalaba la veterinaria.

Los estudios también revelan que la actvidad mental y el ejercicio son importantes para el bienestar no solo físico, sino también mental de un perro, al igual que pasa con los humanos. Varble afirma que, "estimular el cerebro es importante y esto puede hacerse fácilmente, por ejemplo con platos interactivos de comida".

Los rompecabezas de comida, a los que se refiere la doctora, son platos en los que los dueños esconden alimentos y el perro debe manipularlos y sacudirlos para sacar el alimento. Este tipo de actividades ayudan a mantener ocupados los cerebros de nuestras mascotas.

Varble también recomienda a los dueños de perros y gatos plantearse la idea de darles alimentos con propiedades nutricionales probadas: "Se ha demostrado que los suplementos nutricionales mejoran los signos y ralentizan el deterioro de la CCD. También hay alimentos especiales para perros que envejecen".

El estudio revela la importancia de la actividad física y la edad de los perros

La investigación, publicada en la revista Scientific Reports, contó con las informaciones que le trasladaron más de 15.000 dueños de perros entre diciembre de 2019 y 2020 sobre la salud y el estado cognitivo de sus mascotas.

Al agrupar los resultados por edad, se descubrió que las probabilidades de que un perro sufra OCD aumentaban un 68% por cada año después de cumplir una década de edad. Sin embargo, al tener en cuenta otros factores como raza, problemas de salud anteriores, esterilización o actividad física, el aumento de riesgo se redujo al 52%.

En el mismo sentido, los investigadores entendieron que los perros que tenían problemas de salud anteriores como trastornos neurológicos, oculares o auditivos y aquellas mascotas que eran sedentarias, tenían un mayor riego de desarrollar la enfermedad. La buena noticia es que en ningún caso se encontró OCD en perros menores de 10 años.

Síntomas del OCD

  • Cambios en los ciclos de sueño o insomnio nocturno.
  • Olvido de los adiestramientos recibidos como dónde hacer sus necesidades
  • Cambios en el comportamiento social, volverse más temeroso o apegado.
  • Perder interés por la actividad física

La detección temprana de estos síntomas puede ser crucial a la hora de tratar el OCD, por lo que se debe llevar al perro al veterinario si se observan estos cambios en su comportamiento. Según afirman los expertos, "la intervención temprana puede prolongar y mejorar la calidad de vida de nuestras mascotas".