Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

CLAVE EN LA INVESTIGACIÓN DEL ACCIDENTE

Francia confirma que la caja negra está dañada pero podrá ser analizada

El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, ha reconocido que la caja negra recuperada en la zona del accidente está dañada pero será posible analizarla. Cazeneuve explicó que la caja negra contiene las conversaciones de los pilotos.

Efe | Madrid | Actualizado el 18/07/2018 a las 12:05 horas

Lugar del accidente en los Alpes

Lugar del accidente en los Alpes / EFE

El ministro francés del Interior, Bernard Cazeneuve, reconoció este miércoles que la caja negra del avión de la aerolínea Germanwings que se estrelló en los Alpes franceses está dañada pero dijo que será posible analizarla. 

En una entrevista concedida a la emisora 'RTL', el ministro indicó que va a ser posible reconstituir los datos de esa caja, la que graba las conversaciones de los pilotos, para tratar de esclarecer lo sucedido. 

El avión, con destino a Dusseldorf (Alemania), se estrelló ayer poco antes de las 11:00 hora local por motivos desconocidos en una zona alpina, casi una hora después del despegue de Barcelona.

La caja negra encontrada ayer, según Cazeneuve, ha sido enviada ya a París al organismo francés de Investigación de Accidentes (BEA), que se encargará de analizar su contenido. 

El ministro mantuvo que la esperanza de encontrar supervivientes entre los 150 pasajeros del avión es "débil", y sostuvo que el Ejecutivo no descarta ninguna hipótesis sobre las razones del accidente, incluida la terrorista, aunque avanzó que esa última pista no es la prioritaria. 

Las labores de búsqueda de los cuerpos y de los restos de fuselaje del avión, en la que participan más de 600 bomberos y militares, se retomaron a primera hora de esta mañana. 

La mayor parte de los pasajeros eran alemanes y españoles, pero las autoridades francesas no disponen todavía de la lista completa de nacionalidades, un trabajo del que se encarga, según precisó, el Ministerio francés de Exteriores.