Tras las elecciones del 8 de noviembre

El Ejército de Birmania toma el control político del país durante un año y declara el estado de emergencia

Rechazan los resultados electorales del 8 de noviembre que dieron una amplia victoria al LND, la formación de Suu Kyi y lo acusan de fraude electoral.

ondacero.es | EFE

Madrid | 01.02.2021 06:38

El Ejército de Birmania toma el control político del país durante un año y declara el estado de emergencia
El Ejército de Birmania toma el control político del país durante un año y declara el estado de emergencia | EFE

El Ejército de Birmania ha tomado el control político del país durante un año y ha declarado el estado de emergencia. Además, han sido detenidos varios miembros del Gobierno. Myint Swe, el hasta ahora vicepresidente, ha asumido la presidencia interina y le ha cedido todos los poderes al jefe de las Fuerzas Armadas, Min Aung Hlaing.

La toma del poder castrense llega pocas horas después de la detención de la líder de facto del país asiático, Consejera de Estado y Nobel de la Paz, Aung San Suu Kyi, y del hasta hoy presidente birmano, Win Myint, además de varios ministros y dirigentes del partido gubernamental Liga Nacional para la Democracia (LND). Asimismo, entre treintena de detenidos están también activistas, escritores y artistas.

Por el momento, los militares han cortado las líneas de teléfono y comunicaciones del país y tan solo han dejado emitiendo un único medio de comunicación por el que retransmiten sus mensajes.

Este golpe de Estado viene motivado porque este primero de febrero el parlamento Birmano iba a celebrar la primera sesión de legislatura después de las elecciones del 8 de noviembre en las que la LND, formación de Suu Kyi, consiguió una abrumadora victoria y el Ejército acusó de irregulares.

Reacciones internacionales

Estados Unidos ha sido el primer país en pronunciarse al respecto explicando a través de un comunicado que están "alarmados por las informaciones de que los militares birmanos han dado pasos para minar la transición democrática en el país. Reafirmamos nuestro fuerte apoyo a las instituciones democráticas birmanas y, en coordinación con nuestros socios regionales, urgimos a los militares y a todos las otras partes a adherirse a las normas democráticas y al imperio de la ley y a liberar a los detenidos hoy". Y advierte de que "tomará acciones contra los responsables si no se desandan los pasos tomados".

Asimismo, Japón también ha reaccionado a este golpe militar y abogan por restablecer la normalidad democrática de manera pacífica: "Sabemos que hay un enfrentamiento entre las fuerzas armadas y el Gobierno junto con el comité de observación electoral por la legitimidad de las elecciones del noviembre pasado. Creemos que es importante que las partes implicadas resuelvan el problema de forma pacífica a través del diálogo basado en el proceso democrático".

La India también llama a respetar la ley, tal y como ha destacado el Ministerio de Asuntos Exteriores indio: "Hemos observado con profunda preocupación los eventos en Birmania. La India siempre ha sido firme en su apoyo al proceso de transición democrática en Birmania, creemos que el estado de derecho y el proceso democrático deben ser respetados".