Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

EN LA ZONA DE SEYNE-LES-ALPES

Comienza el cuarto día de búsqueda y rescate en los Alpes

Las autoridades francesas reanudan las labores de búsqueda e identificación de víctimas en la zona de los donde permanecen los restos del avión A320 de Germanwings que se estrelló el pasado martes cuando cubría la línea entre Barcelona y Düsseldorf. La búsqueda de la segunda caja negra se presenta prioritaria para esclarecer más el suceso después de que los datos rescatados de la primera caja negra desvelaran que el copiloto causó el accidente de forma deliberada.

Actualizado el 27/04/2015 a las 17:11 horas

Todo está listo para que este viernes comience la cuarta jornada de rastreo de la zona de los Alpes franceses donde permanecen los restos del avión A320 de Germanwings que se estrelló el pasado martes cuando cubría la línea entre Barcelona y Düsseldorf. 

Las autoridades francesas volverán a utilizar los helicópteros desde la base de Seyne-les-Alpes para llegar a la escarpada montaña donde se estrelló el aparato provocando la muerte de sus 150 ocupantes. 

La prioridad será buscar la segunda caja negra, para poder avanzar en la investigación, después de que la primera, hallada pocas horas después de la catástrofe, revelara que el copiloto pudo causar el accidente de forma deliberada. 

Los especialistas y forenses seguirán rescatando de la montaña los restos mortales de los ocupantes, que están siendo trasladados hasta un centro de campaña montado en Seyne-les-Alpes para su identificación. 

En ese sentido, las autoridades francesas tomaron muestras de ADN a los familiares de las víctimas que ayer se trasladaron hasta la falda alpina en la que perecieron sus allegados. 

El portavoz del Ministerio del Interior, Pierre-Henri Brandet, aseguró que la repatriación de los mismos a sus países, esencialmente a Alemania y España, de donde procedían la mayor parte de los pasajeros, no se hará hasta que se hayan recogido la totalidad de los restos y se haya procedido a las identificaciones.

La región alpina cercana a la zona del accidente acoge todavía a familias de las víctimas, algunas que decidieron permanecer en el lugar tras los actos oficiales que tuvieron lugar la víspera y otras que siguen llegando.