Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

En una entrevista

Puigdemont miente al decir que tendría inmunidad para volver a España si es elegido eurodiputado

Carles Puigdemont ha coqueteado con la idea de regresar a España si es elegido eurodiputado en las elecciones europeas del próximo 26 de mayo. En una entrevista radiofónica asegura que al ser elegido tendría "inmunidad" para volver a España. Sin embargo, el expresident omite que varios puntos de la ley desmentirían sus palabras.

ondacero.es | Madrid
| 12/03/2019

Según Puigdemont, "no es necesario personarse físicamente" para tomar posesión del acta

Falso. Según la legislación, es imprescindible personarse físicamente ante la Junta Electoral Central -con sede en el Congreso de los Diputados- y jurar o prometer la Constitución.

Según fuentes consultadas de la JEC, el trámite de acatamiento de la Constitución Española -necesario para obtenerla- es indelegable y debe hacerse presencialmente en Madrid.

Puigdemont dice que la inmunidad comienza "en el momento en que eres elegido"

Falso. Para activar la inmunidad, previamente habría que cumplir los trámites anteriormente mencionados.

Si Puigdemont no acude a Madrid a jurar o prometer la Constitución ante la Junta Electoral Central, esta -pasados cinco días desde la proclamación- "declarará vacantes los escaños correspondientes a los Diputados del Parlamento Europeo que no hubieran acatado la Constitución", según el Artículo 224.2 de la LOREG.

El escaño quedaría vacante indefinidamente mientras el candidato electo no se persone y acate la Constitución, o hasta que renuncie al escaño y pueda recoger el acta el siguiente candidato de la lista electoral.

Otro punto que ignora el expresident

Según el propio Parlamento Europeo, la inmunidad no puede invocarse en caso de que un diputado haya cometido un delito o las autoridades judiciales competentes alberguen sospechas al respecto.

En el caso de Carles Puigdemont, no podría invocarla al estar procesado por el Tribunal Supremo por los delitos de rebelión, malversación y desobediencia.