Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

LÍDER DEL PARTIDO POPULAR

Casado dice que los Presupuestos de Sánchez son "innecesarios, letales, partidistas e irreales"

El presidente del PP, Pablo Casado, ha afirmado que "es un mal día para España" porque el Ejecutivo de Pedro Sánchez ha aprobado un proyecto presupuestario "que nadie se cree, por malo e innecesario", y que no deja de ser una propuesta "letal, partidista, sectaria, irresponsable e irreal".

ondacero.es | EFE | Madrid
| 11/01/2019

Casado se ha pronunciado en estos términos momentos después de que el Consejo de Ministros aprobase en su primera reunión de este curso el anteproyecto de ley de Presupuestos Generales del Estado para este año. Se trata de unas cuentas públicas que deben ajustarse a la senda de déficit vigente y aprobada por el Gobierno popular de Mariano Rajoy, después de que el Ejecutivo socialista de Pedro Sánchez viese rechazada en dos ocasiones unos objetivos más flexibles.

El líder de los populares ha afirmado que, a pesar de haberse visto obligado a mantener el techo de gasto y de haber intentando modificarlo en el Congreso y el Senado, el Gobierno de Sánchez "sigue presentando unas cuentas que son absolutamente imposibles".

Ha criticado también que, después de que él mismo se ofreciese a pactar los presupuestos y de que el propio Sánchez, en la entrevista que Sánchez dio a la Agencia EFE el martes, dijese que estaba dispuesto a negociar, no se haya dirigido a él. "¿Con quién quería negociar los presupuestos?. No se habrá llamado a Ciudadanos, pero me da la sensación que el martes ya sabía a quién iba a llamar: a los independentistas, a los batasunos y a los podemitas", ha afirmado.

En su opinión, Sánchez no puede ir de liberal y a la vez presentar unos presupuestos con 6.000 millones más de presión fiscal por la subida del IRPF y de las fiscalidad a los conductores de coches diésel o sobre las transacciones financieras. Para Casado, en un año con 22.000 millones más recaudados sólo se entiende que se suban los impuestos "para pagar la campaña electoral y un aumento del gasto desmedido e innecesario", que ha cifrado en más de 7.000 millones.