Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Accidente de metro de Valencia en 2006

Campos alaba la "labor muy buena" de Cotino con las víctimas del metro de Valencia

El vicepresidente del Consell cuando sucedió el accidente de metro de Valencia en 2006, Víctor Campos, ha afirmado este lunes que el exconseller, Juan Cotino, "tuvo una parte activa" al relacionarse con "algunas familias" de las víctimas e hizo una labor "muy buena, con mucha entrega y mucho trabajo".

EFE | Madrid | 16/05/2016

Juan Cotino en una imagen de archivo

Juan Cotino en una imagen de archivo / EFE

En su comparecencia en la comisión de Les Corts que investiga el accidente en el que murieron 43 personas, Campos ha explicado que Cotino "se ofreció voluntariamente" a ir a visitar a familiares de las víctimas porque tenía "relación muy estrecha con algunas personas de Torrent", y se ha preguntado "qué hay de malo" en ello.

Ha lamentado que algunos pretendan ver en esa "cercanía" un "intento de doblar voluntades", y ha explicado que no hubo una "autorización formal" del Consell al entonces conseller de Agricultura para esas visitas, pero él conocía este hecho y el entonces president, Francisco Camps también "lo sabía y le parecía bien".

Para Campos, gestionar una tragedia de esas dimensiones "descomunales" era "muy difícil", pues no existía "manual previo", pero ha insistido en que todo lo que hizo el Consell fue "pensando en las familias".

El exvicepresidente ha considerado que gestionaron "bien" el siniestro y que volvería a "hacer lo mismo" que entonces, al tiempo que ha asegurado que no recibió ni dio "orden para ocultar nada", ni hubo "apagón informativo".

Según ha sostenido, el Consell hizo "todo lo que legalmente" podía hacer y "todo lo que humanamente cada uno" podía hacer por las familias de las víctimas, a todas las cuales se trató "absolutamente igual", con un sistema de ayudas "reglado" y "pionero" en España, que no era "arbitrario".

Ha admitido que se hicieron gestiones con algunos familiares de víctimas, por ejemplo para cambiar de colegio o lograr una plaza de guardería a afectados, una gestiones que no eran "secretas", pero tampoco eran "para publicarlas en el BOE ni hacer bandera" de ellas, sino que se hicieron "con buena voluntad", viendo el lado humano.

Preguntado sobre si sigue pensando que el accidente era "imprevisible e inevitable", Campos ha indicado que eso le decía el conseller de Transportes, José Ramón García Antón, que era el que tenía los "detalles técnicos", por lo que confiaba en que lo que les transmitía ese conseller "era la verdad".

Ha asegurado que no le pidió o comentó, porque no era competencia suya, al entonces president de la Generalitat que destituyera a García Antón ni "a nadie", y ha aseverado que no ha preparado esta comparecencia de manera previa con Camps y con Cotino, ni tampoco "con ninguna consultora".

Campos ha indicado que, desde el primer momento, recibió a las víctimas "todas la veces" que se lo pidieron, pues nunca cerró "la puerta" a los familiares o a sus representantes, a los que se intentó atender "de la mejor manera".

Antes de entrar a la comisión, en la que hay una numerosa presencia de medios de comunicación, Campos ha afirmado a los periodistas que, por lo que a él respecta, tiene "la conciencia muy tranquila" porque cree que hicieron todo lo que, dentro de la ley, se podía hacer.