Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

de izquierda unida

El alcalde de Mieres renuncia por tercera vez a cobrar un sueldo y solo dispondrá de dietas

El alcalde de Mieres, Anibal Vázquez (IU), ha renunciado por tercera vez a recibir el sueldo que le corresponde por su labor y solamente cobrará las dietas. El pleno del Ayuntamiento de Mieres ha aprobado este viernes la organización municipal política del Consistorio para este nuevo mandato que acaba de comenzar.

Agencias | ondacero.es
El alcalde de Mieres, Anibal Vázquez

El alcalde de Mieres, Anibal Vázquez / Europa Press

Habrá cuatro concejales liberados. Manuel Ángel Álvarez y Francisco Javier García, concejales delegados de Hacienda y Economía y Recursos Humanos y Empleo respectivamente, tendrán una retribución anual bruta de 45.000 euros.

Por su parte, Delia Campomanes y Juan Ponte, concejales delegados de las áreas de Desarrollo Urbano Sostenible y Servicios a la Ciudadanía respectivamente, percibirán una cantidad anual bruta de 35.000 euros.

Según ha informado el Ayuntamiento a través de una nota de prensa, en cuanto al resto de grupos municipales, el PSOE tendrá una liberación exclusiva de 22.000 euros brutos anuales para su portavoz, Gloria Muñoz, y otra parcial de 10.000 euros anuales brutos para la edil Lidia de la Lama.

Por su parte, el PP no tendrá ediles liberados, pero tendrá un asesor con una retribución bruta anual de 20.000 euros. También se ha aprobado la creación de dos plazas de asesor de Alcaldía con una retribución bruta anual de 30.000 euros y otra de asesor del Grupo municipal de IU con una retribución bruta anual de 20.000 euros.

El resto de concejales de la corporación (14 más el Alcalde) cobrarán dietas por asistencia a plenos, Junta de Gobierno o comisiones, habiéndose apostado por la congelación tanto de estas dietas como de las retribuciones a los grupos políticos municipales.