Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

cree que Iceta avala "la estrategia de vender a España a trozos"

Casado no se cree la aclaración de Iceta sobre la independencia de Cataluña: "Al final, la cabra tira al monte"

Defiende la aplicación del 155 en Cataluña si gana las elecciones, un artículo que "no puede llevar un plazo".

Agencias | Madrid
| 01/04/2019
El presidente del PP, Pablo Casado

El presidente del PP, Pablo Casado / EFE

El líder del PP, Pablo Casado, no se cree la aclaración del primer secretario del PSC, Miquel Iceta, asegurando que no habrá referéndum ni independencia en Cataluña. A su entender, fue "muy claro" en sus primeras manifestaciones cuando aseguró que si el 65% de los catalanes quiere la independencia, la democracia "deberá encontrar un mecanismo para encauzar eso".

"Lo interpreto como que al final, la cabra tira al monte", ha declarado Casado, al ser preguntado cómo valora la marcha atrás de Iceta, quien este domingo en un acto en Tarragona con el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, dijo que no habrá referéndum ni independencia. Eso sí, el dirigente socialista añadió que tampoco habrá una "condena" a Cataluña a no tener instituciones de autogobierno a través del artículo 155.

En un desayuno informativo organizado por Europa Press, al que ha asistido la plana mayor del PP, Casado ha afirmado que Sánchez está "reeditando la estrategia" del expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero, que prometió en su día a Pasqual Maragall aprobar la reforma del Estatut que aprobara el Parlamento catalán.

Eso sí, ha dicho que Sánchez "va a hacer bueno a Zapatero" porque el expresidente socialista se creía sus "errores garrafales" pero en el caso del actual jefe del Ejecutivo actúa de forma "instrumental", dado que solo piensa en con quien puede sumar para permanecer en el Palacio de la Moncloa.

Además, el presidente del PP ha dicho que los nacionalistas con los que pactaba Zapatero "no habrían pasado el rubicón de la independencia" ni hablaban entonces de la llamada 'vía eslovena' como hace el presidente de la Generalitat, Quim Torra.

Por todo ello, Casado ha afirmado que Iceta "ha sido muy claro" porque está "avalando la estrategia de vender a España a trozos" y a "plazos". Y ha señalado que sus manifestaciones sobre la independencia hace unos días evidencian que eso es "lo mismo que Sánchez estaban negociando en Pedralbes".

Casado ha llegado a afirmar que es "vergonzoso" que en esa cumbre de Pedralbes celebrada el pasado mes de diciembre, Sánchez fuera recibido como un jefe de Estado. "No he visto cosa más humillante en mi vida por parte de un presidente del Gobierno", ha exclamado, para añadir que el Gobierno del PSOE no quería dar a conocer el documento que pactaron para intentar sacar los Presupuestos y quedarse "dos años más en el machito". "Me parece una traición tremenda", ha apostillado.

El presidente del PP ha afirmado que la gente está empezando a "recordar" que Sánchez ha convocado elecciones porque estaba "pactando la independencia de Cataluña". "Convoca elecciones porque la sociedad española descubre que está pactando la independencia de Cataluña, así de claro", ha abundado, en alusión a la figura del relator.

Por eso, ha dicho que en las elecciones generales del 28 de abril hay que elegir entre la "estrategia del pacto" de Sánchez con "comunistas e independentistas" o el PP que lidera el centro-derecha. Con ese objetivo, ha solicitado agrupar el voto en el Partido Popular.

Casado ha afirmado que si gobierna aplicará el artículo 155 en Cataluña sin límite de tiempo. A su entender, ese artículo "no puede llevar un plazo", algo que considera "constitucional". De hecho, ha indicado que "nadie" habría dicho nada si en octubre de 2017 Mariano Rajoy en vez de convocar elecciones en diciembre, las hubiera convocado en junio o septiembre del año siguiente.

Además, ha indicado que la "pretensión o condición" del Partido Socialista para que ese artículo no afectara "a la educación, los Mossos ni los medios de comunicación públicos catalanes fue un error". Para Casado, no se puede plantear la aplicación de ese articulo como un "castigo" sino que es una defensa de la libertad.