LABORAL

Trabajo se reúne este lunes con los agentes sociales para la reducción de la jornada laboral

Se prevé que haga una nueva propuesta a la CEOE.

E.P.

Madrid | 08.07.2024 06:34

Yolanda Díaz en una foto de archivo
Yolanda Díaz en una foto de archivo | Europa Press

El Ministerio de Trabajo y Economía Social se reunirá este lunes con los agentes sociales para seguir negociando la reducción de la jornada laboral en pleno cruce de declaraciones y acusaciones entre las patronales CEOE y Cepyme y el Departamento que dirige Yolanda Díaz.

Pese a que las organizaciones empresariales no presentaron ninguna propuesta escrita en la reunión del pasado 1 de julio, como les había reclamado Trabajo, la vicepresidenta segunda del Gobierno, Yolanda Díaz, ha anunciado que el Gobierno llevará mañana a la mesa de negociación una nueva propuesta, dirigida fundamentalmente a CEOE, con el fin de atraerla hacia al acuerdo.

"Vamos a hacer nosotros lo que no hacen ellos, y vamos a ver cuál es su vocación negociadora", subrayó Díaz en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros del pasado martes.

La ministra explicó que se hará esa propuesta para que los empresarios vean que la vocación del Ministerio de Trabajo no es sólo dialogar, sino alcanzar un acuerdo. "Y estamos convencidos de que en esta materia también se puede hacer", indicó Díaz.

La ministra no ha querido adelantar el contenido de dicha propuesta por "respeto" a la mesa de negociación, pero ha dejado claro en varias ocasiones que el Gobierno no acometerá una reducción de jornada "fake" y que no se levantará de la mesa hasta que no haya acuerdo.

"Si la propuesta que hace el señor Garamendi --presidente de CEOE-- es que aceptan reducir 37 horas y media a cambio de ampliar las horas extraordinarias a 150 horas, ya les digo yo que eso es una jornada reducida 'fake'. Y no va a ser. No la vamos a hacer en el Gobierno de España", ha advertido.

Díaz se ha mostrado crítica estos días por la "huelga de brazos caídos" de la patronal en esta negociación, pues "es la primera vez que habla mucho en los medios de comunicación y está callada en las mesas de diálogo", sin que haya presentado ninguna propuesta por escrito.

También los sindicatos CCOO y UGT han afeado a las organizaciones empresariales su actitud en esta negociación, dando a entender además que con ella persiguen una "estrategia dilatoria" en uno de los temas estrella del Gobierno para esta legislatura: rebajar la jornada laboral semanal a 37,5 horas en 2025, con un escalón previo de 38,5 horas en 2024.

"Tesis comunistas"

Y en medio de todas estas declaraciones de unos y otros se coló el pasado miércoles un manifiesto en favor de la libertad de empresa elaborado por Cepyme, con fuertes críticas al "intervencionismo y hostigamiento" del Gobierno y a su política "persecutoria e incriminatoria" hacia a las empresas.

"La reducción de la jornada es sólo el último ejemplo de cómo el Ejecutivo actúa de manera unilateral, sin evaluar sus medidas y perjudicando a la empresa. Lo cierto es que está demostrándose que hay poco espacio para la empresa privada ante un Gobierno que adopta tesis comunistas. Negociar en estas condiciones resulta muy difícil, a veces hasta nos parece estéril, pero hay que seguir negociando", apuntó el dirigente de Cepyme, Gerardo Cuerva, durante la presentación de dicho manifiesto.

Por su parte, el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi, ha acusado estos días al Ministerio encabezado por Yolanda Díaz de ir con el resultado de la negociación sobre la reducción de jornada ya cerrado y establecer un "monólogo" en lugar de un diálogo social.

Asimismo, asegura que los empresarios han realizado "muchísimas propuestas" en relación a la reducción de la jornada laboral, pero que el Gobierno "no acepta ninguna". "Hemos planteado de todo y no nos han escuchado en nada", ha criticado el dirigente empresarial.

El aumento de las horas extra, punto de fricción

La reducción de la jornada laboral se estaba negociando en dos mesas: una tripartita, entre el Ministerio de Trabajo y agentes sociales, y otra bipartita, solo con patronal y sindicatos, hasta hace pocas semanas, cuando el Ministerio de Trabajo cogió las riendas de la negociación ante la falta de avances entre sindicatos y patronal.

El principal punto de fricción que ha impedido a la mesa bipartita avanzar, según CCOO, ha sido la intención de la patronal de compensar la reducción del tiempo de trabajo a través del incremento de las 'horas extra', que actualmente se encuentran en un máximo de 80 horas al año.

Trabajo ya ha dicho que no contempla tampoco compensar con horas extraordinarias la reducción de la jornada, pero, al igual que los sindicatos, se ha abierto a negociar elementos "colaterales" siempre que previamente se acepte la reducción de la jornada a 37,5 horas semanales.

Dichos elementos podrían ser la distribución del tiempo de trabajo, la entrada en vigor de las distintas reducciones de jornada, qué sistemas de control horario se pueden implementar o qué tratamiento dar a determinados sectores.

"La reducción de jornada que planteamos puede ser absorbida, en términos anuales, por cualquier sector de actividad. Pero aún así estamos dispuestos a escuchar a los empresarios el lunes para que nos digan qué sectores creen ellos que pueden tener un tratamiento distinto en materia de reducción de jornada", explicó recientemente el secretario de Estado de Trabajo, Joaquín Pérez Rey, quien volverá a presidir la mesa de negociación de este lunes.