Pamplona/ Festividad de San Saturnino

Cientos de personas acompañan a la imagen de San Saturnino en el día del patrón de Pamplona

Como novedades los gigantes han accedido al interior de la iglesia de San Saturnino donde han bailado antes del comienzo de la misa y esta tarde se lanzarán 4.000 farolillos biodegradables

Milagros Vidondo

Pamplona | 29.11.2023 17:21 (Publicado 29.11.2023 15:47)

Hoy, como cada 29 de noviembre, Pamplona celebra hoy el día de su patrón, San Saturnino, en un día gris, que no ha empañado la ilusión de cientos de personas que han acompañado a la imagen del santo por las calles de la ciudad.

Los actos han comenzado con la salida de la Comparsa de Gigantes y Cabezudos de Pamplona, a las 9.30 horas, desde la estación de autobuses, acompañada por los gaiteros y los txistularis municipales y de La Pamplonesa que han realizado un recorrido hasta la Plaza Consistorial.En torno a las 10.15, en la Casa Consistorial, han recogido a la Corporación municipal que, en Cuerpo de Ciudad, ha desfilado hasta la iglesia de San Saturnino, para recoger al santo e iniciar la procesión.

Como novedad, y con motivo del 600 Aniversario del Privilegio de la Unión, antes de la celebración religiosa, los gigantes han accedido al interior de la iglesia donde, acompañados de los gaiteros municipales, han bailado antes del comienzo de la misa.

Cientos de personas han acompañado a la imagen de San Saturnino en la procesión por el casco viejo de la ciudad. Muchos siguiendo la tradición. También lo ha hecho la Cofradía de San Saturnino, que ha interpretado, entre otras piezas una dedicada al santo que lleva su nombre.

A las 18.00 horas se procederá al encendido de las luces de Navidad en la Plaza Consistorial de la mano de miembros de Pamplonistas, el programa de voluntariado municipal. Media hora antes se habrá inaugurado el Belén creado por la Asociación de Belenistas de Pamplona e instalado en el zaguán del Ayuntamiento. Las luces y decoración navideñas permanecerán hasta el 6 de enero.

Otra de las novedades es el lanzamiento de 4.000 farolillos biodegradables para iluminar el cielo y que la ciudadanía pueda lanzar sus deseos para la ciudad. Esta acción supone un guiño a la localidad francesa de Bayona, hermanada con Pamplona, que año tras año abre sus fiestas navideñas con una suelta de farolillos similar.