REVERSIÓN

El Consell descarta otra prórroga a las concesionarias de las ITV que protestan por la supresión de la prueba del ruido

El servicio pasará a ser público entre el 25 de febrero y el 4 de marzo

Nuria Moreno

Valencia | 13.01.2023 14:50

Archivo - Una ITV en la provincia de Valencia.
Archivo - Una ITV en la provincia de Valencia. | ITV LEVANTE - Archivo

La Conselleria de Economía ha confirmado este viernes que no dará "otra prórroga" a las empresas concesionarias de las ITV, que denuncian daños "económicos y personales" tras la supresión de la prueba del ruido en las inspecciones desde el 1 de enero de este 2023.

La patronal AECOVA quiere que la reversión del servicio a la gestión pública, que se producirá entre el 25 de febrero y el 4 de marzo, se amplíe 15,3 meses más porque la eliminación de este paso genera para las empresas "un nuevo escenario de desequilibrio económico y una reducción de ingresos". De hecho, el portavoz de las concesionarias, Francisco Llopis, alerta de un ERE que puede afectar, según sus cálculos, a unos 300 trabajadores: "Lógicamente, están inseguros y alterados, y eso nos afecta en el día a día".

Llopis asegura que una tarifa media sin prueba de ruido se sitúa en torno a los 35,50 euros en 2023, mientras que el margen unitario por inspección queda en 3,61 euros. "Con la previsión del IPC para el cálculo de costes estimados al 6%, el plazo de prórroga de la concesión es necesario para recuperar los importes a compensar", ha señalado.

La supresión de la prueba de ruido está recogida en la Ley de Acompañamiento a los Presupuestos de 2023 y, según ha explicado a Onda Cero Josep Albert, director general de la sociedad pública de las ITV, la empresa de la Generalitat que asumirá las inspecciones, "es una prueba que solo se hacía en la Comunitat Valenciana".

"Entendemos que están en su derecho de hacer reclamaciones, pero no habrá más prórrogas. Esta medida no estaba en el contrato que firmaron las concesionarias, sino que fue un regalo de la Generalitat, en concreto, del expresidente Eduardo Zaplana. No es una prueba obligatoria ni a nivel estatal ni europeo", ha puntualizado Albert.

AECOVA ha reivindicado "una transición tranquila" del cambio de modelo de gestión y asegura que la Generalitat "no está preparada para afrontar con calidad la gestión de las ITV, puesto que es necesario un tiempo superior para hacer un traspaso que asegure garantías para los trabajadores".

La consellera de Participación, Transparencia, Cooperación y Calidad Democrática, Rosa Pérez Garijo, ha negado que se vaya a producir "ninguna suspensión del servicio" en la Inspección Técnica de Vehículos (ITV) y ha asegurado que, en todo caso, "mejorará".