Onda Deportiva Valencia en Melodía FM

Hoy con Leleman venía pensando en... los que ven negocio frente a los que sienten

Editorial en Onda Deportiva Valencia 26/04/2021

ondacero.es

Valencia | 26.04.2021 18:11

Hoy con Leleman venia pensando en… los que, en el fútbol, solo ven negocio frente a los que sienten.

Los primeros suelen ser los dirigentes, los dueños y algún que otro futbolista. Son esos que maldirigen sus clubes gastando sin parar el dinero que “no es de nadie” para enriquecer los bolsillos de unos pocos. Son esos que prefieren irse a cenar con un colega a celebrar el título en compañía de los suyos. Esos que se olvidan de los aficionados para agarrarse a ellos cuando vienen mal dadas.

Luego están los que sienten. Suelen ser esos a los que sus padres de bien pequeños les han inculcado un sentimiento de pertenencia a un equipo de fútbol. Son los que lloran amargamente en Milán o en Paris y los que ríen y celebran en Málaga, Sevilla o Goteborg. Son los que se quitan el dinero de otras cosas para poder asistir al estadio cada domingo o suscribirse al canal de televisión de turno. Son los que cuando llega el fin de semana les entra un cosquilleo por el cuerpo porque saben que juega su equipo. Son los que acompañan a sus hijos para transmitirles el mismo sentimiento que un día les transmitieron a ellos. Son los que se gastan más de 100 euros por tener la camiseta de su equipo y buscan desesperadamente la foto o el autógrafo de sus ídolos. Son los que quieren ir a los entrenamientos y no pueden, los que sueñan con ver a su equipo en lo más alto. Son los que sufren, se alegran, lloran, ríen, se enfadan, se apasionan, se divierten, discuten… son los que sienten sin saber porqué lo hacen.

Que si, que el fútbol es cada día más de los del primer grupo y lo alejan más de los del segundo hasta el punto de creer que hemos dejado de sentir. Pero no os engañéis, yo soy del segundo grupo y sé, como sabéis vosotros que ese sentimiento sigue en algún rincón del corazón aunque esté latente, dormido esperando que lleguen tiempos mejores….

LO MÁS