Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

De ella saldrán los seis representantes de España en la posterior fase internacional

La Universidad Miguel Hernández de Elche acogerá la fase final nacional de la Olimpiada Matemática Española en 2021

Será la edición número 57 de una competición cuyo objetivo es estimular el estudio de las Matemáticas y el desarrollo de jóvenes talentos en esa Ciencia

David Alberola García
 |  Elche | 18/11/2019
Matemáticas.

Matemáticas. / Defconplay

La Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche ha sido elegida como sede en el año 2021 de la fase final nacional de la Olimpiada Matemática Española, que es una competición entre estudiantes que persigue estimular el estudio de las Matemáticas y el desarrollo de jóvenes talentos en esa disciplina.

Tutelado por la Real Sociedad Matemática Española, el evento tendrá lugar dentro de dos años, correspondiendo a la quincuagésimo séptima edición del torneo.

Antes de esa fase final, se habrá disputado la Fase de Distrito en la que los participantes son estudiantes de Enseñanzas Medias menores de 19 años que se presentan voluntariamente sin ningún requisito previo. Los tres alumnos que obtienen mejor puntuación acceder a la fase siguiente, que es la nacional, la que acogerá la UMH de Elche.

En la fase final, los estudiantes clasificados para ella tienen que hacer frente a dos pruebas escritas de cuatro horas y media de duración cada una, en el transcurso de las que tienen que resolver seis problemas propuestos por un tribunal. Los seis mejores clasificados en esta fase obtiene el billete para acudir a la fase internacional, en la que los cuatro primeros clasificados adquieren el derecho de poder participar en la Olimpiada Iberoamericana.

Este año, la fase final de la Olimpiada Matemática Española se celebra en Almería.

Según destaca la Real Sociedad Matemática Española, “en la práctica” la competición es “más que un concurso” ya que “sirve para promocionar las Matemáticas y dotarlas de un contenido lúdico” y representa “un elemento de importancia en la mejora” del sistema educativo “por cuanto suponen, en los muchos profesores que de modo completamente altruista vienen preparando a los alumnos, una necesidad de actualización permanente de conocimientos, una búsqueda de problemas nuevos y de métodos de adaptación a los planes vigentes de nuevos y más atractivos contenidos”.