Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Se les requiere que justifiquen el destino de las aguas residuales recogidas

La Policía Local de Elche incoa denuncia contra tres empresas por posibles vertidos en la red de alcantarillado

Se exponen a sanciones que pueden llegar a ser de entre 6000 a 300.000 euros si los residuos vertidos son considerados peligrosos e incluso a la inhabilitación para el ejercicio de la actividad

David Alberola García
 |  Elche | 07/09/2019
Patrulla de la Unidad de Urbanidad y Medio Ambiente de la Policía Local de Elche.

Patrulla de la Unidad de Urbanidad y Medio Ambiente de la Policía Local de Elche. / Ayuntamiento de Elche

La Policía Local de Elche ha denunciado a tres empresas por presuntamente realizar vertidos de aguas residuales urbanas, tanto particulares (fosas sépticas) como industriales (aguas sucias resultado de la actividad industrial), en la red de alcantarillado de la ciudad, acción que está expresamente prohibida y que puede acarrear sanciones que, en los casos más leves, oscilan entre los 600 y los 3000 euros y en los supuestos más graves (si los residuos vertidos se consideran vertidos) se mueven entre valor de 6000 y 300.000 euros, e incluso pueden llegar a la revocación o suspensión de la autorización y a la inhabilitación para el ejercicio de la actividad.

La investigación ha sido llevada a cabo por la Unidad de Urbanidad y Medio Ambiente de la Policía Local a raíz de que se detectarse que las depuradoras que hay en el municipio y su entorno apenas recibían ese tipo de aguas residuales, sospechándose por ello que algunas empresas dedicadas al tratamiento de aguas residuales podría estar actuando de forma irregular con el fin de evitar pagar las tasas correspondientes por el tratamiento establecido para las mismas en la legislación vigente.

Además, los técnicos de la empresa mixta Aigües d’Elx sorprendieron a varias empresas dedicadas a la recogida de aguas residuales realizando vertidos en el alcantarillado municipal, circunstancia que pusieron en conocimiento de la Policía Local.

Las tareas de vigilancia e inspección desarrolladas por los agentes de la Unidad de Urbanidad y Medio Ambiente han arrojado el balance de tres empresas detectadas que han podido cometer ese tipo de vertidos irregulares. Se han relacionado en varios informes policiales todas los servicios realizados a particulares, especialmente en el vaciado de fosas sépticas y en los que no han acudido a la depuradora, detallando en cada caso el modus operandi, cliente y servicio prestado.

Ahora, a las empresas se les ha requerido que justifiquen el destino final y el tratamiento de las aguas residuales recibidas, enfrentándose en caso de no poder justificarlas a infracciones graves, tanto a la Ley de Residuos de la Comunitat Valenciana como a la propia ordenanza municipal reguladora de la red de alcantarillado y vertidos a la misma.

Desde la Policía Local de Elche se ha incidido en que todas las aguas residuales urbanas deben ser retiradas por empresas previamente autorizadas por la Entidad Pública de Saneamiento de Aguas Residuales de la Comunidad Valenciana (EPSAR) para su tratamiento. Asimismo, tienen la obligación de aportar los datos y firma del cliente productor del residuo para después facilitarlos a la estación depuradora de aguas residuales, donde tras la comprobación del origen del residuo y su análisis, si procede, se autoriza el vertido para su tratamiento integral.