Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

El incidente se produjo el pasado 1 de diciembre

La Policía Local de Elche detiene a un hombre y su agresividad acaba con la luna del coche patrulla rota a patadas

El arrestado también intenta agredir a los agentes de la Brigada Nocturna

David Alberola García
 |  Elche | 07/12/2019
Patrulla de la Policía Local de Elche con la luna fracturada a golpes por el detenido.

Patrulla de la Policía Local de Elche con la luna fracturada a golpes por el detenido. / Policía Local Elche

Un hombre de 32 años de edad ha sido detenido por agentes de la Brigada Nocturna de la Policía Local de Elche tras increpar a clientes de un local e incluso intentar agredir a los efectivos policiales que lo detuvieron. La agresividad del ahora arrestado provocó daños incluso en el coche patrulla, en el que una de sus lunas acabó fracturada.

Según se ha informado desde la Policía Local ilicitana, los hechos se produjeron en torno a las 00:30 horas del pasado 1 de diciembre cuando la patrulla policial se desplazó a un local de ocio ante el aviso de la presencia de un hombre que increpaba a los clientes del mismo.

A la llegada al lugar, los agentes confirmaron el “evidente estado de alteración del implicado, tratando de calmarlo e identificarlo, volviendo los insultos y a su actitud hostil hacia los policías”, según fuentes policiales.

Tras ser advertido de las consecuencias legales de su negativa, el ahora detenido accedió a identificarse, siendo invitado por los agentes de la Policía Local a abandonar el local para evitar nuevos incidentes.

Una vez en la calle, el hombre comenzó a insultar a los viandantes con los que se cruzaba. Por esos hechos volvió a ser advertido, pasando a amenazar directamente a los agentes y a intentar agredirlos. Finalmente, la patrulla redujo al implicado, procediendo a su detención y traslado a un centro de salud y a dependencias policiales.

Durante ese traslado, el arrestado continuó profiriendo amenazas y a dar patadas contra la mampara y ventanilla del vehículo policial, ocasionando su rotura y lesiones a dos de los agentes que intervinieron.