SUCESOS

La Policía Local de Elche detiene a un hombre por presuntamente agredir a una persona y amenazar con un punzón a los viandantes de la avenida de la Libertad

Los agentes detienen, además, a tres menores por tratar de robar material escolar del CEIP Ausiàs March

Onda Cero Elche

Elche | 04.07.2022 11:55

Policía Local de Elche.
Policía Local de Elche. | Policía Local de Elche

La Policía Local de Elche ha arrestado a un hombre de 24 años tras amenazar presuntamente en la calle a dos personas y agredir a una de ellas con un punzón vulnerando dos órdenes de alejamiento. Los hechos se produjeron en la medianoche del pasado jueves 18 de junio. Los agentes detuvieron al hombre que provocó la agresión en las inmediaciones de la avenida de la Libertad. Después de su detención, la Policía Local corroboró la versión de los testigos y confirmó las órdenes de alejamiento en vigor, además de poseer documentación de terceras personas. La persona agredida explicó a la Policía Local que el detenido era un conocido suyo y que, al igual que una de las mujeres amenazadas, mantiene una orden de alejamiento contra él. El presunto agresor fue localizado por otra patrulla a unas calles de distancia, cuando trató de darse a la fuga saltando un muro. Los agentes iniciaron una persecución a pie y el detenido intentó defenderse agrediendo a la patrulla con patadas y puñetazos.

Robo en el colegio Ausiàs March

Por otra parte, la Policía Local ilicitana ha detenido a tres menores, dos adolescentes de 14 años y uno de 16, por colarse en el CEIP Ausiàs March e intentar sustraer sillas y mesas del centro escolar el viernes 22 de junio, también a medianoche. Tras ser alertados por un vecino que observó cómo se producía el saqueo de los muebles, los agentes se dirigieron al colegio y descubrió a dos de los detenidos sacando una mesa por encima de la valla de la instalación educativa. Además, el tercero de los detenidos trató de darse a la fuga al observar la intervención policial. Posteriormente, una de las madres de los jóvenes indicó a los agentes que en su vivienda había encontrado dos mesas que no le pertenecían. Los dos primeros fueron arrestados por la patrulla que les sorprendió y el tercero acudió a comisaria con su padre para entregarse voluntariamente.