Sucesos

Los buzos de la Guardia Civil localizan el cuerpo sin vida del joven desaparecido cuando cruzaba a nado el embalse de Crevillent

La falta de visibilidad por la suciedad del agua es el principal inconveniente al que se se han enfrentado los especialistas del instituto armado

David Alberola García

Elche | 30.05.2022 09:21

Buzos de la Guardia Civil en el embalse de Crevillent.
Buzos de la Guardia Civil en el embalse de Crevillent. | Guardia Civil

Los buzos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil de Alicante han hallado finalmente este mediodía el cuerpo sin vida del joven de 26 años de edad que en la tarde de este pasado domingo desapareció cuando nadaba en el embalse de Crevillent.

Buzos de la Guardia Civil en el embalse de Crevillent.
Buzos de la Guardia Civil en el embalse de Crevillent. | Guardia Civil

Personas que se encontraba en el lugar en el momento del incidente narraron a los servicios de emergencias que lo vieron nadando, tratando de cruzar el embalse, cuando de repente se hundió en el agua.

El incidente se produjo pasadas las 17:30 horas de este pasado domingo, activándose el protocolo de búsqueda en cuyas labores participan al GEAS de la Guardia Civil de Alicante, que se ha hecho cargo de la búsqueda del cuerpo del hombre.

Bomberos en el embalse del Crevillent.
Bomberos en el embalse del Crevillent. | Consorcio Provincial de Bomberos

Al parecer, el hombre se encontraba en el embalse de Crevillent en compañía de tres familiares, entre ellos su compañera sentimental. Todos de nacionalidad colombiana y que han permanecido asistidos por psicólogos de Cruz Roja.

La falta de visibilidad por la suciedad del agua es el principal inconveniente al que se enfrentan los especialista del GEAS que se encuentra rastreando el pantano crevillentino.

Baño prohibido en la zona

El lugar en el que se produjo el incidente es el mismo en el que en agosto del año 2020 perdió la vida otra persona, un varón de 24 años de edad, que también trató de cruzar el embalse a nado, pero no lo logró, siendo su cuerpo localizado sin vida tras horas de búsqueda por el grupo de submarinistas de la Guardia Civil, cerca de la zona en la que se le había visto desaparecer.

Se trata de una zona en la que el baño está prohibido.