Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Sucesos

La Policía Local de Elche detiene a una mujer por intentar vender un carro adaptado a discapacitados de un niño que había sido robado

Un familiar del menor la sorprendió ofreciendo el producto en un establecimiento de productos de segunda mano lo que provocó una trifulca que obligó a la intervención policial

Onda Cero Elche
  Elche | 23/08/2019
Coches de la Policía Local de Elche

Coches de la Policía Local de Elche / Ayuntamiento de Elche

La Policía Local de Elche ha detenido a una mujer que está acusada de robar presuntamente un carro adaptado a discapacitados de un niño en el portal de un edificio de la ciudad e intentar venderlo a continuación en una tienda de productos de segunda mano.

Según ha informado este viernes el Ayuntamiento de Elche, los hechos se produjeron en la tarde de ayer cuando una patrulla de la Policía Local se desplazó al establecimiento comercial ante una llamada que alertaba que en el mismo se estaba viviendo un altercado en el que estaban implicadas dos personas.

A la llegada al lugar los agentes encontraron a ambas personas en plena discusión y una de ellas explicó que había sorprendido a la mujer ahora detenida tratando de vender “el carro de discapacitado perteneciente a su hijo y sustraído del rellano de la escalera donde viven”, según las fuentes citadas.

El valor del vehículo presuntamente sustraído rondaba los 3000 euros.

Conductor fugado

Por otro lado, en la madrugada de este viernes en un control preventivo de seguridad la brigada nocturna de la Policía Local ilicitana dio el alto en los extrarradios de la ciudad a un vehículo que les ha infundido sospechas. Tras pedir la documentación del coche al conductor, se ha dado a la fuga, lo que obligó a los agentes a apartarse bruscamente para no ser arrollados.

En ese momento se inició una persecución policial a la que se unieron otras dotaciones. Tras varios kilómetros, el automóvil perseguido perdió el control y chocó contra un árbol en la urbanización la Portalada, dándose a la fuga a la carrera su conductor.

Una vez se le alcanzó, el ahora detenido ofreció una tenaz resistencia, propinando puñetazos y patadas a los policías, que han resultado lesionados. El arrestado fue trasladado a un centro médico para ser asistido de las lesiones que presentaba a consecuencia del accidente, instruyéndose a continuación las diligencias penales oportunas.