Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar, recoger datos estadísticos y mostrarle publicidad relevante. Si continúa navegando, está aceptando su uso. Puede obtener más información o cambiar la configuración en política de cookies.

Disfruta de la app de Onda Cero en tu móvil.

Traía la droga en coche desde fuera de la provincia

Una operación iniciada por la Policía Nacional de Elche desmantela una organización que traficaba con cocaína en las provincias de Alicante y Murcia

Han sido detenido tres hombres de nacionalidad colombiana que compraban la droga en distintos puntos de España

Onda Cero Elche / David Alberola | Elche | Actualizado el 16/07/2018 a las 13:45 horas

Los detenidos traían la droga ocultada en vehículos

Los detenidos traían la droga ocultada en vehículos / Policía Nacional

La Policía Nacional ha detenido en la ciudad de Alicante tres hombres de 34, 44 y 53 años, todos de nacionalidad colombiana, que están acusados de integrar una organización criminal dedicada al tráfico de cocaína en las provincias de Alicante y Murcia.

Los arrestos, con los que se da por desmantelada la red de delincuentes, se inició hace nueve meses al conocer el grupo de estupefacientes de la policía judicial de la Comisaría del Cuerpo Nacional de la Policía de Elche de esa organización afincada en las localidades de Alicante y Murcia, para vender la droga al menudeo.

Según la Policía Nacional, estas personas, a las que se ha incautado un kilogramo de cocaína, adquirían presuntamente la droga fuera de la provincia de Alicante y posteriormente la cocinaban con diversos precursores para finalmente venderla a diferentes traficantes de la zona.

La investigación ha concluido que los ahora detenidos adquirían la droga, generalmente cocaína, en diferentes puntos de la geografía española y que la transportaban en vehículos hasta Alicante o Murcia, lugares donde el entramado disponía de diferentes pisos donde cocinaban la cocaína utilizando distintos precursores, al objeto de doblar tanto la cantidad como el valor de la misma. Una vez preparada la vendían a traficantes de la zona para que éstos la pasasen posteriormente al menudeo.

Los miembros de la organización tomaban continuas medidas de seguridad para evitar la labor policial, por ejemplo cambiando continuamente de teléfonos móviles, vehículos y domicilios dificultando así la investigación.

Además cada uno de ellos tenía asignada una función dentro del entramado, si bien los viajes que realizaban para adquirir la droga los realizaban conjuntamente.

Los tres hombres fueron capturados el pasado día 8 en uno de los viajes que realizaron para comprar cocaína, concretamente cuando regresaban en varios coches de Madrid. Se halló en uno de los coches un paquete de plástico con más de un kilogramo de cocaína en su interior, así como otro kilo de benzocaína, 5 litros de acetona, 560 euros en efectivo y 4 teléfonos móviles, tras lo cual quedaron detenidos.